Condenada a seis meses de libertad vigilada la menor que agredió con lejía a un compañero

Imagen de la ropa del menor tras ser rociado con lejía por una compañera del centro./
Imagen de la ropa del menor tras ser rociado con lejía por una compañera del centro.

La agresora deberá acudir a un taller de habilidades sociales y de resolución de conflictos | Otras dos alumnas han quedado absueltas | Los padres de la menor deberán indemnizar con 1.109 euros a la víctima, que sufre síndrome de Asperger

J.C.León

La menor que agredió con lejía en marzo de este año a un compañero de su centro escolar que sufre síndrome de Asperger ha sido condenada finalmente a seis meses de libertad vigilada, según la sentencia a la que ha tenido acceso este miércoles leonoticias.

La agresora deberá acudir durante ese tiempo a un taller de habilidades sociales y de resolución de conflictos y sus padres deberán indemnizar con 1.109 euros a la víctima y abonar 101 euros por gastos derivados de Sacyl.

La sentencia entiende que la menor condenada es la autora material de la agresión al menor con el producto corrosivo. Utilizando el mismo no solo roció las prendas de vestir de éste sino que utilizó el mismo sobre la cabeza y la cara provocándole diversas lesiones que precisaron posterior tratamiento médico.

Centro Camino de Santiago

La agresión tuvo lugar el 14 de marzo de 2018 en el Centro Camino de Santiago, perteneciente a la localidad leonesa de La Virgen del Camino. El agredido, que sufre síndrome de Asperger, fue «atacado de forma premeditada» por tres alumnas -según la versión facilitada entonces por los padres del menor- quienes le rociaron con lejía la cara y parte del cuerpo.

La sentencia sin embargo estima que las otras dos menores no forman parte de la agresión y estima como válida la confesión autoinculpatoria de la joven ahora condenada.

El suceso tuvo lugar varias chicas acudieron a la puerta del aula del menor y procedieron a realizar la agresión. Con anterioridad, en el patio del centro, ya había sucedido un «roce menor» cuando las mismas jóvenes zancadillearon al joven.

Una condena «escasa»

La agresión, de pudo tener consecuencias de enorme gravedad según aseguró entonces la familia, provocó que el joven tuviera que ser atendido de inmediato por los profesores del centro. «A ellos les tenemos que agradecer que no haya perdido la visión del ojo más afectado por la lejía. Los profesores tuvieron un comportamiento ejemplar y acertado porque de inmediato le lavaron de forma abundante el ojo con suero y evitaron hacerlo con agua, lo que habría provocado terribles consecuencias», relató entonces el padre.

La condena ahora conocida es para los progenitores del menor «escasa» a tenor de lo sucedido, pese a lo cual no será recurrida.

«Afortunadamente nuestros hijos ya están en otro centro y hemos recuperado la normalidad, lo que no queremos es que algo así vuelva a suceder», han asegurado a leonoticias.

Para los padres «es evidente» que hubo una participación superior a la de la única menor ahora condenada, pero el tribunal «no lo ha estimado así y tenemos que aceptarlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos