Un alud en Pajares atrapa a un camión y corta el tráfico mientras Adif logra reabrir el tráfico ferroviario entre León y Asturias

La nieve sigue complicando la circulación entre León y Asturias./Campillo
La nieve sigue complicando la circulación entre León y Asturias. / Campillo

Las cadenas son necesarias para transitar por cinco vías de León, Segovia y Ávila | En la red secundaria, están cortados al tráfico los puertos leoneses de Las Señales (LE-333), Aralla (LE-473), Piedrafita Pontedo (LE-315) y Vegarada (LE-321)

ÁLEX FUENTELeón

El puerto de Pajares, la carretera nacional 630, se encuentra ahora mismo cortada totalmente al tráfico por alud de nieve. El desprendimiento Se registró a las 5.30 horas esta madrugada y atrapó a un camión que en ese momento subía por la calzada dirección a León. No obstante, el conductor salió totalmente ileso del percance.

Más información

Fue en el punto kilométrico 80, muy cerca ya de la provincia de Leon. Agentes de la Guardia Civil están desviando todo el tráfico a la autopista AP-66. Se espera que la circulación pueda estar restablecida en una hora.

Por otro lado, el servicio ferroviario entre Asturias y la Meseta ha sido reabierto tras superar la adversa climatología de los últimos días.

Así el temporal de nieve mantiene a esta hora cerrado al tráfico el puerto de Pajares, en la carretera N-630, que comunica León y Asturias, en un tramo de 13 kilómetros. También están cortadas otros cuatro altos de montaña leoneses, tres burgaleses y el acceso a La Covatilla, en Salamanca, según informan fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Imagen de la zona en la que se encuentra bloqueado el camión.
Imagen de la zona en la que se encuentra bloqueado el camión. / Panadería Robles

En ese sentido, las copiosas nevadas de las últimas horas mantienen a esta hora cortada a la circulación por la N-630, a la altura de Arbas del Puerto. Ningún vehículo puede circular por esta vía de la red principal de carreteras del Estado. Esta medida se adoptó pasadas las 06.00 horas de este martes.

En la red secundaria, están cortados al tráfico los puertos leoneses de Las Señales (LE-333), Aralla (LE-473), Piedrafita Pontedo (LE-315) y Vegarada (LE-321).

En la provincia de Burgos continúan cerrados los puertos de Lunada (BU-572), La Sía (BU-571) y Estacas de Trueba (BU-570). Además, las precipitaciones blancas impiden circular por la DSA-180, en el acceso a La Covatilla (Salamanca), desde La Hoya.

También las cadenas son necesarias en León para transitar por los puertos de montaña de San Isidro, Monteviejo y Piedrafita Pontedo, así como por el de Navacerrada, en la CL-601 en Valsaín (Segovia) y en la AV-913, en Serranillos (Ávila).

De la misma forma, los conductores deben extremar la precaución al transitar por la AV-913 en el alto de Peñanegra (Ávila); en Burgos por la N-232, en Cubillos del Rojo (Burgos), la N-623 en El Escudo y la CL-629 en La Mazorra; en León, por la Autovía del Noroeste (A-6) en Quintanilla de Combarros; en Segovia, en la Autovía del Norte (A-1), en La Rades, en la SG-615 y en la CL-601 en Valsaín, y en Zamora, por la Autovía de las Rías Bajas (A-52) en Robleda.

Finalmente, la niebla afecta a las carreteras segovianas. En concreto, los conductores deben extremar la precaución en la SG-615 y en la CL-601 en La Pradera de Navalhorno.