«Confió en él y acabó tirada, magullada y semidesnuda en un descampado. Jamás lo contó»

Las mujeres leonesas, con más de 500 tweets y 4500 retweet, revelan en Twitter agresiones sexuales silenciadas que han sufrido, bajo el hashtag #cuéntalo | Historias de lo más escalofriante que parten de situaciones, en muchos casos, cotidianas

A nivel nacional, el resultado del rastreo son 160.000 tuits originales, 40.000 de ellos contaban agresiones en primera persona. /
A nivel nacional, el resultado del rastreo son 160.000 tuits originales, 40.000 de ellos contaban agresiones en primera persona.
S. FERNÁNDEZLeón

Durante años, el silencio era el cómplice perfecto de las agresiones sexuales, poco a poco ese miedo ha ido desapareciendo convirtiéndose en indignación, cambiando el silencio por palabras. Esta lacra social está empezando a cambiar gracias a iniciativas como , un proyecto que nace a nivel estatal en el que las mujeres, a través de twitter, relatan casos de agresiones sexuales que han vivido. León también se ha sumado a esta causa, en total casi 500 tweet escritos desde esta provincia han cotejado esta campaña, a los que hay que añadir 4500 retweet.

Esta campaña, que nace después del 'fallo' del caso de la Manada, fue impulsada por la periodista Cristina Fallarás, a raíz de la columna publicada por Virginia P. Alonso en la que cuenta la agresión que sufrió cuando tenía 13 años. En León, algunas dando la cara y otras bajo un seudónimo, han relatado 'experiencias' de abusos y agresiones sexuales. Historias de los más escalofriantes que parten de situaciones cotidianas, como la de María que relató que mientras volvía a casa sola un señor comenzó a masturbarse.

En esta misma línea hereisclau denuncia la impunidad de unos policías «que nos siguen echando la culpa a nosotras», después de que un hombre agarrará a una amiga del brazo y tras lograr escapar y poder llegar hasta dos agentes de la autoridad, estos le respondieron «no tienes que ir por calles oscuras».

Desde aspectos diarios, como ser piropeadas cuando van por la calle hasta algunos más conmovedores como pueda ser el caso de una usuaria de twitter que escribía que un 'amigo' en el cual confiaba la acabó tirando, magullando y «dejando semidesnuda en un descampado cerca de su casa. Tuvo la suerte de volver a casa y sintió tanta vergüenza que jamás lo contó, fue al hospital a por la píldora del día después, de esto hace ya 12 años».

Otra usuaria de esta red social relata que «un amigo en el cual confiaba muchísimo y un día quede con él para «hablar» y me acabó drogando y forzando»

Por su parte, la clase política leonesa también quiso sumarse a esta iniciativa. María Hernández, concejala de León Despierta en el Ayuntamiento de León, enseña como el feminismo también es cosa de todos, y en una anécdota explica como su abuela le enseño lo que era la autodefensa, después de que le tocaran un seno.

También han sido muchos los hombres los que se han sumado a esta causa, denunciando la falta de igualdad que todavía sigue vigente en esa sociedad.

En España

A nivel nacional, el resultado del rastreo son 160.000 tuits originales, 40.000 de ellos contaban agresiones en primera persona y 11.000 de «alguien que no podía hacerlo» –casos de asesinatos, abuelas, madres o anonimato–. Más de 3.000 casos de víctimas menores de edad, más de 1.000 a menores de 12 años. 50.000 tuits eran de apoyo al movimiento y apenas 4.000, el 3%, críticos. Con retuits y compartidos, suman 2.750.000 intervenciones en Twitter de 790.000 usuarias únicas, cuyos mensajes quedaron en la red social.

Han sido muchas las mujeres anónimas, pero también del ámbito público, entre ellas periodistas, escritoras y políticas se han sumado con sus historias a esta iniciativa. Entre ellas representantes de Podemos como Irene Montero y Teresa Rodríguez o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.