Serunión dice que «ningún niño corrió peligro» y pide perdón a los padres

La concesionaria del comedor del Antonio Valbuena remite un escrito a los padres para disculparse y asegurar que se están desinfectando la zona

LEONOTICIAS.COMleón

La presencia de gusanos en la sopa de los escolares del Antonio Valbuena es un hecho «extraordinario». Así lo ha asegurado este martes la dirección del centro de la capital en un escrito que ha hecho público en su página web y en el que asegura que la incidencia ocurrida el jueves 9 de octubre es un hecho «del que las familias han de estar seguras que no volverá a ocurrir».

Para ello, según continúa el escrito, la empresa concesionaria Serunión así como la Dirección Provincial de Educación de León están tomando las medidas necesarias para averiguar el origen de lo sucedido y evitar que vuelva a producirse un hecho similar.

En este sentido, la dirección del centro ya ha notificado la incidencia a la empresa que ha presentado sus disculpas en una carta a los responsables del colegio y otra a las familias en la que muestra su más «sinceras disculpas» por lo ocurrido, si bien, trasmiten la máxima garantía de que «la salud de los niños y niñas del comedor no corrió peligro en ningún momento puesto que se detectó el gorgojo antes de que alguien pudiera proceder a la ingesta del mismo».

Serunión asegura que el procedimiento que se siguió una vez detectado el gorgojo fue el de retirar todos los platos al tiempo que se reservó la muestra y contra-muestra del producto para proceder a su análisis, tanto por parte de los servicios oficiales de Inspección Sanitaria como por su propio laboratorio.

Una vez realizada la retirada del producto, se procedió a la limpieza y desinfección de todo el material que había podido estar en contacto con la mercancía y este martes se procederá a ampliar dicha limpieza y desinfección a toda la instalación.

Informe «exhaustivo»

Asimismo, según ha confirmado la empresa, está en marcha la elaboración de un informe exhaustivo sobre los hechos acontecidos y, una vez tengan los resultados del mismo, seguirán el protocolo correspondiente.

«Desde Serunión le garantizamos la calidad de los productos que servimos así como el alto nivel de exigencia en materia de higiene para nuestros centros. Reiteramos nuestras disculpas por el incidente acontecido y quedamos a su entera disposición para cualquier duda o comentario que pueda surgir».

En cualquier caso, la dirección del centro ha instado a la Dirección provincial de Educación que exige a la concesionario la máxima calidad en el menú escolar y ha trasladado a los padres que cualquier deficiencia o incidencia que los alumnos comuniquen a las familias respecto al servicio del comedor escolar deben comunicarlo lo antes posible a la dirección del centro, al 012 o en la aplicación de la Junta de Comedores Escolares.

Este mismo martes, el consejero de Educación, Juan José Mateos, mantendrá una reunión con la dirección de la concesionaria de comedores para intentar aclarar lo ocurrido y tomar cartas en el asunto para que la aparición de gusanos en la sopa sea un hecho excepcional.