Violentos disturbios en Georgia por la visita de un legislador ruso al Parlamento

Con extrema dureza se ha empleado la policía en Georgia ante los miles de manifestantes que han intentado tomar el Parlamento. Tras superar un primer cordón policial, un grupo de manifestantes consiguieron acceder al patio de la cámara, pero los agentes al final han logrado dispersar los violentos con cañones de agua, pelotas de goma y gases lacrimógenos. La contundente respuesta policial ha dejado un balance de 70 heridos, entre ellos, varios periodistas. Las calles de la capital del país se incendiaron ya por la tarde, tras la visita de un legislador ruso al Parlamento. La tensión se disparó entre los propios diputados después de que el ruso se sentase en el sillón del presidente de la cámara. Georgia rompió relaciones diplomáticas con Moscú tras la guerra de cinco días de 2008 por la región separatista georgiana de Osetia del Sur, que terminó con la victoria rusa.-Redacción-