Ocho abogados 'brexiters' juzgarán los papeles de la primera ministra

El ministro británico de Medioambiente, Michael Gove (dcha), gran abanderado del 'brexit', y el ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, salen del 10 de Downing Street. /Efe
El ministro británico de Medioambiente, Michael Gove (dcha), gran abanderado del 'brexit', y el ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, salen del 10 de Downing Street. / Efe

El nuevo esquema del Acuerdo de Salida será filtrado por los radicales antes de la decisión del Parlamento

ÍÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres (Reino Unido)

El futuro depende de ocho abogados 'brexiters'. Las votaciones previstas en la Cámara de los Comunes, este martes, sobre el Acuerdo; el miércoles, sobre la marcha sin acuerdo, y el jueves, sobre la prolongación del plazo para cerrar el 'brexit', tendrán un sentido diferente si el sanedrín de juristas apunta como los césares romanos con el pulgar hacia arriba o hacia abajo tras leer los nuevos documentos.

Este procedimiento ha sido promovido por el Grupo de Investigación Europea (ERG), la facción euroescéptica en los escaños conservadores, con número de miembros e influencia variables en el último cuarto de siglo y que en los últimos meses ha agrupado en torno a 60 diputados en reuniones y firmas de cartas. Hay entre ellos veteranos, como Bill Cash, y nuevas estrellas, como Jacob Rees-Mogg.

Los abogados del ERG han invitado a Nigel Dodds, portavoz del Partido Democrático Unionista (DUP) en la Cámara de los Comunes y hombre fuerte del unionismo norirlandés en este momento histórico. Se licenció en Derecho con muy buenas notas en la Universidad de Cambridge. Sus diez diputados han mantenido la estabilidad del Ejecutivo de Theresa May tras las elecciones de 2017.

La laborista Yvette Cooper ha acusado a May de permitir, con su estrategia «temeraria» e «irresponsable», que «el ERG haya secuestrado al país». Habría que añadir al DUP, el único partido que no firmó el Acuerdo de Paz en 1998, para completar la suma de quienes eran marginales y tienen ahora un gran poder. Ellos interpretarían «la voluntad del pueblo británico» en el referéndum de 2016.

Las condiciones anunciadas para su aprobación de lo pactado entre Londres y Bruselas son tres: que la salvaguarda irlandesa del Acuerdo de Salida rechazado el 15 de enero sea alterada por un texto con la misma fuerza legal; que el Gobierno pueda ofrecer una interpretación jurídica que descarte la duración indefinida de la salvaguarda, y que haya un mecanismo unilateral o temporal para ponerle fin.

Si los políticos-abogados llegan a una conclusión favorable sobre los documentos que se presenten en Estrasburgo y en Londres, es posible que el Acuerdo de Salida sea aprobado por la misma Cámara que lo rechazó por una diferencia de 230 votos. Porque el DUP actúa como una veleta para diputados conservadores sobre la dirección del voto en torno a la salvaguarda irlandesa. Pulgar hacia abajo, y el Parlamento resolverá el futuro inmediato del 'brexit' y también el de Theresa May.

Más información