May enviará a la UE su estrategia para extender y desbloquear el 'Brexit'

Una empleada del puerto de Róterdam entrega a un camionero información sobre el 'Brexit'./EFE
Una empleada del puerto de Róterdam entrega a un camionero información sobre el 'Brexit'. / EFE

Barnier advierte a Londres que una larga extensión solo puede justificarse por un nuevo evento o proceso político

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal. Londres

Theresa May no reveló a sus ministros la longitud de la extensión del plazo del 'Brexit' que pedirá al Consejo Europeo, según revelaron miembros del Gabinete que ofrecieron una estampa agria de la reunión. Un grupo de ministros quiere un aplazamiento largo y otro quiere que sea corto, hasta el final de mayo, y que se mantenga la posibilidad de una marcha sin acuerdo.

May guardó silencio pero parece indudable por su trayectoria que quiere presentar el Acuerdo de Salida que pactó con el Consejo Europeo en noviembre a una tercera votación. La primera ministra estudia el medio más adecuado para sortear la negativa de John Bercow, presidente de la Cámara de los Comunes, a que se repita la votación sobre el Acuerdo sin cambios sustanciales.

El método más simple sería, según exfuncionarios del Parlamento, imponer la voluntad de la mayoría de los diputados sobre el argumento de Bercow, basado en las reglas tradicionales. Pero May no está segura de contar con esa mayoría, como tampoco lo está de que exista en los próximos días para aprobar el Acuerdo. Tiene que encontrar una vía sin precipitar al país hacia la marcha abrupta.

El ideal de la primera ministra sería la aprobación del Acuerdo, porque en esta tercera oportunidad los 'brexiters' ya temen que una larga extensión conduciría a una cancelación de la marcha de la UE, y obtener del Consejo Europeo, que se reúne el jueves y el viernes, una salvaguarda para que, en caso de que el Parlamento aprobase el Acuerdo, el proceso de salida se iniciaría inmediatamente.

La opinión de los expertos constitucionales sobre la casi imposibilidad de que el Acuerdo se vote por cuarta vez puede tranquilizar al Consejo Europeo, pero su negociador con Londres, Michel Barnier, expresó al término del Consejo de Asuntos Generales que Bruselas puede considerar una larga extensión si «está asociada a algo nuevo; tiene que hacer un evento nuevo, un proceso político nuevo».

Barnier también afirmó que la UE estaría dispuesta a refrescar la Declaración Política que acompaña al texto principal del Acuerdo de Salida, y que contiene un sumario de las ambiciones de ambas partes sobre la futura relación entre Reino Unido y la UE. Esa oferta podría ofrecer los 'cambios sustanciales' para que Bercow permita la tercera votación.

Reciprocidad

El negociador comunitario advirtió que «votar contra la marcha sin acuerdo no evita que ocurra», después de que el Consejo de Asuntos Generales aprobase una serie de propuestas legislativas que paliarían un 'Brexit' duro. Protegen la seguridad social de residentes, la terminación de cursos en el programa Erasmus, la continuidad de transporte por carretera y aéreo o el acceso de pesqueros a caladeros británicos hasta el fin del año. Algunas medidas están condicionadas a la reciprocidad británica.

Más información: