El juez escocés declara legal la suspensión del Parlamento

Boris Johnson./Archivo
Boris Johnson. / Archivo

Boris Johnson gana el primer caso judicial coincidiendo con el éxito de la rebelión de los diputados

IÑIGO GURRUCHAGALondres

El juez escocés Raymond Doherty ha dado al Gobierno la razón sobre la falta de competencia de los tribunales para juzgar la manera o la sustancia de la suspensión del Parlamento, anunciada por el Gobierno el pasado miércoles. La sentencia ha sido recurrida recurrida, pero las iniciativas de la oposición esta semana han restado importancia a los procesos judiciales.

El juez Doherty dicta en su sentencia un principio que la guía. Los tribunales, dice, «pueden revisar el ejercicio de los poderes del Gobierno dependiendo de la materia que afectan y del contexto del poder y de la contestación». «El ejercicio de algunas funciones o decisiones que se toman no pueden ser juzgadas. Entre ellas los asunto de alta política o de juicio político», añade.

«El tribunal no tiene los instrumentos o estándares para evaluar la legalidad de ese tipo de asuntos», prosigue. «Eso es territorio de la política que no puede ser medido con estándares judiciales sino solo por juicios políticos. Los tribunales no deben superponer controles legales en esos asuntos. En su lugar, de ellos se rinden cuentas en el Parlamento y ante el electorado».

El jueves, el Tribunal Superior de Inglaterra y Gales verá, en su sede en Londres, otra petición, de la que son parte políticos de la oposición y el exprimer ministro, John Major, en la que también se busca la anulación de la suspensión parcial del Parlamento. Un tribunal de Belfast tiene otro caso, que incluye la idea de que la marcha abrupta de la Unión Europea va contra el acuerdo de paz de 1998.

Ocultación

Lord Doherty evadió la pasada semana la urgencia de más de 70 diputados para que prohibiese la suspensión del Parlamento inmediatamente después de su anuncio, porque no veía la necesidad de una decisión cuando el caso completo iba a verse esta semana. Adelantó la vista al martes y confirmó su afán de ser diligente, presentado su sentencia en la mañana del miércoles y excusándose por su brevedad.

Los peticionarios habían solicitado una declaración del primer ministro ante notario explicando las razones y circunstancias de su decisión de suspender el Parlamento y expresaron su intención de interrogar a Johnson en el banquillo de los testigos. Pero el jefe de Gobierno rechazó, a través de sus abogados, la solicitud de los diputados demandantes.

Los abogados presentaron al tribunal documentos del Ejecutivo para justificar su decisión. Mostrarían que Johnson dio el 15 de agosto su visto bueno a la suspensión temporal del Parlamento, anunciada el día 28. Portavoces de su Gobierno y ministros de su Gabinete negaron con rotundidad que se estuviese considerando la suspensión 24 horas antes de que se anunciase. La BBC ha pedido al tribunal acceso a la documentación del caso.

Más información