Despedido por un tatuaje nazi un conductor de transporte público en Bruselas

Imagren de archivo de una pintada nazi. /Hoy
Imagren de archivo de una pintada nazi. / Hoy

La compañía considera también que el conductor infringió una ley de 1995 contra la negación, minimización, justificación o aprobación del holocausto

EFEBruselas

El operador de transporte público de Bruselas, STIB-MIVB, despidió a uno de sus conductores por haber enseñado un tatuaje nazi en un encuentro con compañeros de trabajo, según informó hoy la agencia Belga. El hombre, conductor de la empresa durante 26 años, fue despedido tras presuntamente mostrar un tatuaje con el águila heráldica imperial de Alemania coronada por el número '88', una cifra comúnmente relativa a la octava letra del alfabeto latino, la H, como abreviatura de 'Heil Hitler', el famoso saludo nazi. Además, el conductor lucía, al parecer, otras marcas de naturaleza similar en una de sus piernas.

Según Belga, la STIB-MIVB despidió al trabajador tras ese episodio, ocurrido durante una recepción en ocasión de la jubilación de un compañero, al considerar su comportamiento contrario a los valores deontológicos de esta sociedad de propiedad pública. La compañía pública, que ya había abierto una investigación interna al respecto, considera asimismo que el conductor supuestamente infringió una ley de 1995 contra la negación, minimización, justificación o aprobación del genocidio nazi.

«No puedo más que aprobar el hecho de que la STIB, como sociedad de transporte público de Bruselas, defienda valores como la solidaridad y la tolerancia», celebró hoy la secretaria de Estado bruselense para Igualdad de Oportunidades, Bianca Debaets, tras añadir que «la incitación al odio es punible», según Belga. Aún no se ha revelado si el trabajador recurrirá su despido, pero un experto en derecho laboral belga estimó en declaraciones a la televisión pública flamenca VRT que no será fácil para STIB-MIVB justificar su cese.

 

Fotos

Vídeos