La UE redobla la presión sobre Venezuela

La UE redobla la presión sobre Venezuela

Los 28 acuerdan actuar «rápidamente» para imponer más sanciones individuales por las «irregularidades» en las elecciones

ADOLFO LORENTECorresponsal. Bruselas

Los ministros de Exteriores de los 28 han acordado esta mañana activar la maquinaria burocrática comunitaria para imponer «rápidamente» nuevas sanciones individuales a responsables del Gobierno de Venezuela por las «irregularidades» producidas en las últimas elecciones presidenciales, donde Nicolás Maduro arrasó sin enfrentarse a una oposición que declinó participar. Su único oponente fue la abstención y ésta fue récord.

La idea es que estas nuevas medidas restrictivas puedan aprobarse de forma definitiva antes del verano. La fecha más probable es finales de junio. ¿Qué nombres se están barajando? «No se lo puedo decir», ha recalcado a su llegada a la reunión el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis. Lo que está claro y así se ha empeñado en remarcarlo la UE es que todas las decisiones que se tomen «no dañarán a la población de Venezuela», según el texto aprobado.

Este escenario no es ni mucho menos nuevo para Maduro, que ha visto cómo desde finales del año pasado, Bruselas decidió redoblar la presión por el deterioro político, democrático y económico del régimen. Primero, se acordó el embargo de armas. Luego, en enero de este año, aprobaron pro primera vez sanciones individuales contra siete alcos cargos del entorno el presidente. Entre ellos, su mano derecha, Diosdado Cabello. Estas sanciones consisten en la prohibición de acceder a la UE y sufrir la congelación de sus bienes en territorio comunitarios.

Sanciones a Siria

Por otra parte, la Unión Europea también ha aprobado la extensión de las sanciones contra el régimen sirio liderado por Bashar al Assad hasta junio de 2019 al considerar que «continúa la represión contra la población civil». La lista, que cuenta ahora con 259 personas y 67 entidades, ha sido actualizada para retirar a dos personas ya fallecidas. En marzo, se añadieron cuatro individuos «por su papel en el uso de armas químicas».

Las sanciones también incluyen un embargo de petróleo, restringen ciertas inversiones y suponen la congelación de los activos que el Banco Central sirio tiene en la UE. También establecen un veto a las exportaciones de equipamiento y tecnología que pudiesen utilizarse para la represión interna, así como para la monitorización o intercepción de comunicaciones telefónicas o de internet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos