Israel ataca Siria por primera vez desde el derribo del avión ruso

Un avión de la fuerza israelí. /AFP
Un avión de la fuerza israelí. / AFP

Jerusalén rompió su habitual mutismo en este tipo de ocasiones y a través de las redes sociales el Ejército respondió que no había perdido ningún avión

MIKEL AYESTARANJerusalén

La noche volvió a ser larga al sur de Damasco. Las defensas antiaéreas del Ejército sirio volvieron a ponerse en marcha y «blancos enemigos fueron destruidos sobre la región de Kesswa», a unos 15 kilómetros al sur de la capital, según el comunicado militar difundido por la agencia estatal de noticias SANA. Fue la primera vez que las defensas se activaban desde el derribo de un avión ruso en Latakia el pasado mes de septiembre. La nota oficial no acusó a Israel, país al que apuntan todas las miradas cada vez que se produce una noticia de este tipo, y sirvió para desmentir las primeras informaciones de la agencia rusa RIA en las que se llegó a afirmar que un caza del Estado hebreo había sido derribado. Los «blancos enemigos» resultaron ser «cuatro cohetes enemigos», señalaron más tarde los medios sirios.

Israel rompió su habitual mutismo en este tipo de ocasiones y a través de las redes sociales el Ejército respondió que no había perdido ningún avión y añadió que encontraron restos de un proyectil sirio en los Altos del Golán, zona ocupada desde 1967, que estaban investigando. En septiembre las defensas sirias derribaron un avión ruso, víctima del fuego cruzado en pleno ataque israelí, y sus quince tripulantes perdieron la vida. Moscú criticó entonces al Estado hebreo por no haber coordinado su operación, y entregó a Siria los sistemas S300, mucho más sofisticados que los que tenían antes.

Según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), «las fuerzas israelíes bombardearon durante una hora posiciones en suburbios del sur y suroeste de Damasco, así como en el sur de Siria en la frontera con la provincia de Quneitra». Lugares todos ellos que estarían relacionados con la presencia de fuerzas iraníes y de la milicia libanesa de Hezbolá en la parte sur de Siria. Fuentes de Inteligencia consultadas por la agencia Reuters aseguraron que los lugares atacados por Israel formaban el principal centro de comunicaciones y logístico tanto de iraníes como de libaneses.

 

Fotos

Vídeos