Amnistía Internacional acusa a los kurdos de cometer crímenes de guerra en Siria

Milicianos kurdos marchan hacia los puestos fronterizos entre Siria y Turquía. /
Milicianos kurdos marchan hacia los puestos fronterizos entre Siria y Turquía.

La ONG denuncia una "campaña deliberada y coordinada de castigo colectivo" de los habitantes de pueblos controlados por el Estado Islámico o sospechosos de albergar a seguidores del grupo yihadista

COLPISA / AFPMADRID

Los desplazamientos forzosos de población y las destrucciones de viviendas llevadas a cabo por las fuerzas kurdas en el norte y noreste de Siria constituyen "crímenes de guerra", según afirma Amnistía Internacional.

más información

Según la ONG, una misión enviada a catorce ciudades y pueblos de este sector de Siria "descubrió una ola de desplazamientos forzosos y de destrucciones de viviendas que constituyen crímenes de guerra, cometidos por la administración autónoma" kurda siria.

Dicha administración se instaló cuando el Ejército sirio se retiró de la práctica totalidad de esta parte del país con mayoría kurda en 2012, el año siguiente al inicio del conflicto sirio. Las fuerzas kurdas y sirias combaten actualmente contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Según Amnistía Internacional, las destrucciones observadas no son consecuencia de los combates contra los yihadistas sino de una "campaña deliberada y coordinada de castigo colectivo de los habitantes de pueblos controlados antes por el Estado Islámico o sospechosos de albergar a seguidores del Estado Islámico".

Destrucciones deliberadas de casas

Imágenes de satélite examinadas por la organización de defensa de los derechos humanos basada en Londres muestran que el pueblo de Huseiniya (noreste) fue destruido en un 94% entre junio de 2014 y junio de 2015. Combatientes kurdos sirios "nos sacaron de nuestras casas y empezaron a quemarlas, trajeron excavadoras, destruyeron las casas una detrás de otra hasta acabar con todo el pueblo", dijo un vecino de Huseiniya citado por Amnistía.

"Al destruir de forma deliberada las casas de poblaciones civiles, y en algunos casos arrasar y quemar pueblos enteros, además de desplazar habitantes sin fin militar justificable, la administración autónoma abusa de su poder y pisotea el derecho humanitario internacional", ha indicado Lama Fakih, una responsable de Amnistía Internacional.

Las fuerzas kurdas sirias replican regularmente que estas acusaciones se corresponden con "casos aislados".