Amnistía Internacional acusa a Hamás de ejecuciones extrajudiciales de palestinos

Palestinos detenidos por militantes de Hamás. /
Palestinos detenidos por militantes de Hamás.

La ONG denuncia que el movimiento islamista llevó a cabo en 2014 "una campaña brutal de secuestros, tortura y crímenes" contra personas "acusadas de colaborar con Israel"

COLPISA / AFPJERUSALÉN

El grupo islamista Hamás, en el poder en la franja de Gaza, se sirvió del conflicto con Israel en el enclave palestino para "ajustar cuentas" con sus rivales palestinos y ejecutó al menos a 23 personas en lo que podría constituir un crimen de guerra, señala Amnistía Internacional.

Un nuevo informe de la ONG sobre la guerra de Gaza de julio-agosto de 2014 denuncia "una campaña brutal de secuestros, tortura y crímenes contra palestinos acusados de 'colaborar' con Israel" por parte de Hamás. El informe detalla "las ejecuciones sumarias de al menos 23 palestinos y la detención y tortura de otra decena más".

noticias relacionadas

"Es absolutamente espantoso que, mientras que las fuerzas israelíes infligían pérdidas humanas y materiales masivas al pueblo de Gaza, las fuerzas de Hamás hayan aprovechado para ajustar cuentas sin escrúpulos, procediendo a una serie de asesinatos y otras violaciones graves" de los derechos humanos, afirma el director de Amnistía para Oriente Próximo y África del Norte, Philip Luther.

Más de 2.200 palestinos murieron, la mayoría civiles, durante la guerra de julio-agosto de 2014. Por parte israelí, perecieron 73 personas, entre ellas 67 soldados. En marzo, Amnistía acuso a grupos armados palestinos de crímenes de guerra durante el conflicto.

Secuestros

Según el informe difundido este miércoles, "las fuerzas de Hamás también secuestraron, torturaron o atacaron a miembros de Al Fatah, su principal rival político en Gaza, incluyendo exmiembros de las fuerzas se seguridad de la Autoridad Palestina".

"Ni una sola persona fue declarada responsable de los crímenes de Hamás contra los palestinos durante el conflicto de 2014, lo que indica que estos crímenes fueron ordenados o aprobados por las autoridades", añade la ONG.

Luther acusa a Hamás de "crímenes indignantes contra individuos indefensos", lo que en algunos casos constituye crímenes de guerra. Según él, el movimiento "menospreció las reglas más elementales del derecho humanitario internacional".

Amnistía insta a la Autoridad Palestina y a Hamás a "cooperar con mecanismos de investigación internacionales independientes e imparciales", y a presentar a los sospechosos ante la justicia.

En dos informes precedentes, Amnistía acusaba de crímenes de guerra a Israel, acusaciones formuladas también por la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH). Los palestinos tienen la intención de llevar a los dirigentes israelíes ante la Corte Penal Internacional, a la que acaban de sumarse, por crímenes de guerra. Israel no acepta las investigaciones internacionales, parciales a su juicio, y asegura que es capaz de impartir justicia de forma autónoma. Varias investigaciones de la justicia militar están abiertas y diversos soldados están inculpados.