Oklahoma devastada tras una veintena de tornados y lluvias torrenciales

Una Oklahoma devastada se lamenta. Más de una veintena de tornados han arrasado, en menos de dos días, gran parte del sur de los Estados Unidos. Tornados acompañados de lluvias torrenciales que dejan imágenes como esta.La peor parte, se la lleva Oklahoma; donde los servicios de emergencias no han parado ni de día ni de noche. La catástrofe suma ya cientos de evacuados y aún se desconoce el número de personas que pueden haber muerto.El agua por encima de las rodillas, las casas completamente destruidas y las lanchas atravesando la ciudad se han convertido en una imagen habitual que no desaparecerá hasta dentro de unos días.Una estampa desoladora que demuestra lo cruel que puede llegar a ser la propia naturaleza.