El ministro de Interior británico reclama a Rusia explicaciones por el envenenamiento en Amesbury

El ministro de Interior, Sajid Javid, durante su intervención en el Parlamento Británico./AFP
El ministro de Interior, Sajid Javid, durante su intervención en el Parlamento Británico. / AFP

El gas usado contra dos de sus ciudadanos coincide con la misma sustancia empleada en el ataque contra el exespía Sergei Skripal y su hija Yulia en marzo

EUROPA PRESSMadrid

El ministro de Interior británico, Sajid Javid, ha reclamado al Gobierno de Rusia que dé explicaciones tras ser envenenados el 30 de junio un hombre y una mujer británicos en Amesbury con gas nervioso Novichok, la misma sustancia empleada en el ataque contra Sergei y Yulia Skripal en marzo en Salisbury, según ha informado la cadena de radiotelevisión pública británica BBC.

La cadena ha señalado que los dos envenenados han sido identificados como Charli Rowley, de 45 años, y Dawn Sturgess, de 44 años. Los dos fueron encontrados inconscientes en una vivienda en la localidad de Amesbury, cercana a Salisbury y perteneciente al mismo condado, y, desde entonces, permanecen hospitalizados en estado crítico.

Javid ha dicho que el agente nervioso empleado en el envenenamiento en Amesbury es del mismo tipo que el que se utilizó en el ataque contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en marzo en la ciudad de Salisbury.

El ministro de Interior ha dicho que hay 100 agentes de la unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana que están colaborando con la Policía de Wiltshire en la investigación de lo sucedido. «Es completamente inaceptable para nuestros ciudadanos que sean el objetivo accidental o deliberado o que nuestras calles, nuestros parques y nuestras ciudades se usen como vertederos para el veneno», ha asegurado en una comparecencia en el Parlamento.

«Ahora es el momento de que Rusia salga y explique exactamente qué ha sucedido», ha afirmado Javid. «No queremos llegar a conclusiones pero, si se establece que el Estado ruso es totalmente responsable de esto también, entonces desde luego que estudiaremos qué acciones emprendemos», ha explicado el ministro del Interior británico.

Preocupación del Gobierno

Por su parte, la primera ministra, Theresa May, ha afirmado que ve con preocupación que dos ciudadanos británicos hayan sido envenenados con un agente nervioso. «Ver dos personas más expuestas a Novichok en Reino Unido es obviamente profundamente inquietante y la Policía sé que no dejará piedra sin levantar en sus investigaciones», ha asegurado May, en declaraciones a la prensa en Alemania.

«Mis pensamientos están con las personas de Wiltshire», ha dicho, en referencia al condado en el que viven las dos víctimas del envenenamiento en Amesbury y al que también pertenece la localidad de Salisbury, donde fueron envenenados los Skripal.

El Gobierno británico culpó a Rusia del ataque con gas Novichok que sufrieron el exagente ruso Sergei Skripal y su hija Yulia. El Ejecutivo británico siempre ha negado tener cualquier implicación en ese incidente y ha llegado a sugerir que fue causado por Reino Unido para alentar una campaña antirrusa.

Más información

 

Fotos

Vídeos