Holanda protege a sus tulipanes de los selfies de los turistas

En Holanda los floricultores han hecho un llamamiento desesperado para que los turistas no destrocen los campos de tulipanes. Querer hacer el selfie perfecto a veces requiere pisotear los tallos y las flores, flores que dejan de crecer para siempre. Cada floricultor pierde al año una media de 10.000 euros. Por eso han iniciado una campaña de concienciación para que estos supuestos amantes de las flores lo demuestren no solo posando en Instagram. La belleza irresistible de estos tulipanes no es excusa para su perdición.-Redacción-