EE UU permitirá la entrada al país a 872 refugiados esta semana

Protestas en el aeropuerto de Florida./
Protestas en el aeropuerto de Florida.

Es una excepción a la orden ejecutiva firmada del pasado viernes por el presidente Donald Trump que suspendía indefinidamente la entrada de los refugiados procedentes de Siria y por 120 días la del resto de refugiados

EFEWASHINGTON

El Gobierno de EE UU ha emitido permisos de viaje a 872 refugiados para que entren en el país, una excepción a la orden ejecutiva firmada del pasado viernes por el presidente Donald Trump, informó hoy el director interino del Agencia de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), Kevin McAleenan.

Estas exenciones de viaje se producen tras la decisión de Trump de suspender indefinidamente la entrada de los refugiados procedentes de Siria, por 120 días la del resto de refugiados y por tres meses a los ciudadanos con visado procedentes de Libia, Siria, Irán, Irak, Somalia, Sudán y Yemen, países de mayoría musulmana.

Esta medida ha generado caos en los aeropuertos estadounidenses durante el fin de semana y provocado numerosas manifestaciones de protesta en todo el país.

Paul Ryan admite que el decreto migratorio es «confuso»

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, ha aplaudido las restricciones de viaje para musulmanes impuestas por Donald Trump, pero ha admitido que existe "algo de confusión" en torno a su aplicación práctica.

Ryan ha subrayado en rueda de prensa que Trump, como presidente de Estados Unidos, "tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad", por lo que es necesario "hacer una pausa" en las entradas de personas procedentes de siete países de mayoría musulmana hasta revisar todos los protocolos.

El presidente de la Cámara de Representantes confía en que el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, aclare los aspectos más "confusos", para que el decreto no afecte a ciertos colectivos. "No queremos ver que personas con tarjetas verdes o inmigrantes con visados especiales como traductores sufran todo esto", ha añadido, según 'Politico'.

Por su parte, el secretario de Seguridad Nacional de EE UU, John Kelly, ha insistido este martes en que la decisión de impedir la entrada a refugiados y a ciudadanos de países de mayoría musulmana no es "una prohibición de viaje, si no que es una pausa temporal que nos permite revisar el sistema de examen de refugiados y visados".

El nuevo secretario de Seguridad Nacional insistió en que la orden ejecutiva, firmada el viernes por el presidente Donald Trump y que ha generado numerosas protestas dentro y fuera del país, busca proteger "las vidas de los estadounidenses". "Queremos ver a estos países salir de esta lista. Pero ahora mismo no tienen un robusto sistema de aplicación de la ley", precisó Kelly.

Asimismo, el secretario de Defensa Nacional rechazó que desconociese el contenido de la orden ejecutiva hasta que fue firmada por Trump y se limitó a asegurar que "corregirán errores de interpretación

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos