El desastre de Génova deja decenas de historias truncadas

Era el inicio de unas vacaciones con amigos. Pero 90 metros de abismo lo convirtieron en sus últimas notas. Mateo, Giovani Gerardo y Antonio venían a España. Planearon hacerlo en avión pero prefirieron hacer una ruta y compartir este largo viaje. Vacaciones truncadas también las de una familia, les quedaban 600 km para su destino. Durante su rescate una llamada entrante, era la madre de uno de ellos. En ese abismo encontraron los cuerpos de dos chicos, un pendiente y un brazalete les pusieron nombre. Difícil trasladar víctimas, pero mucho más su dolor. Como el de este niño, su padre Andrea iba directo al trabajo, pero su verdadera pasión era el fútbol. Fue su club quien confirmó su muerte. "Nos unimos a la familia de Andrea, nuestro socio, nuestro amigo, nuestro compañero. Adiós Andrea". Luigi fue una de las primeras víctimas que encontraron, también iba al trabajo y también ha dejado a una familia. Decenas de historias truncadas por apenas unos segundos.

ATLAS ESPAÑA