Decenas de miembros de Boko Haram se entregan en el sur de Níger

Níger, bajo amenaza de Boko Haram./
Níger, bajo amenaza de Boko Haram.

El grupo terrorista pierde fuerza tras sufrir derrotas en la vecina Nigeria

AGENCIASNIAMEY / Abuya

Decenas de miembros del grupo terrorista Boko Haram se han entregado este miércoles a las autoridades en la zona sur de Níger, después de que la organización haya sufrido una serie de derrotas en la vecina Nigeria, donde tiene su principal bastión.

"Treinta y un jóvenes de Diffa que se integraron hace años en Boko Haram han decidido rendirse", ha anunciado en Twitter el ministro del Interior nigerino, Mohamed Bazoum, que ha visitado la zona fronteriza entre los dos países.

Los milicianos llegaron repartidos en varios grupos y ahora esperan un gesto por parte de las autoridades. "Me enteré de que los primeros en entregarse no serían arrestados", ha dicho uno de estos jóvenes en la televisión estatal, donde ha pedido el indulto para poder contribuir al desarrollo del país y "superar el trauma" vivido. Una fuente de los servicios de seguridad ha advertido de que todavía tienen que discutir las "condiciones" en que quedarán estos terroristas arrepentidos.

Decenas de miles de personas abandonaron en junio sus hogares en Diffa ante los avances de Boko Haram, responsable de más de 15.000 muertos y dos millones de desplazados desde que se alzó en armas hace siete años. El grupo, que ha jurado lealtad a Estado Islámico, aspira a aplicar la 'sharia' o ley islámica en el noreste de Nigeria.

«Hay que comprender las medidas de seguridad»

Las chicas liberadas, que son protegidas por el Gobierno en la capital Abuja, volvieron el pasado 24 de diciembre a su ciudad natal, Chibok, para pasar las fiestas con sus familiares. Sin embargo los parientes se quejan de que la visita se realiza en medio de un estrecho cordón de seguridad que las mantiene alejadas de las familias, en una casa del Gobierno.

"Hay que comprender las medidas de seguridad porque Chibok sigue siendo poroso", dijo un funcionario del Gobierno local. La presidencia asegura que mantiene conversaciones con los terroristas para asegurar la liberación de las 197 chicas restantes, después de que algunas lograran escapar o fueran rescatadas por miembros de las fuerzas de seguridad nigerianas.

En los más de seis años que dura el conflicto, los yihadistas han asesinado a más de 12.000 personas, según estimaciones gubernamentales -aunque otras fuentes elevan esta cifra a más del doble- y han obligado a más de 2,5 millones a huir de sus hogares.

Unas 3.000 personas vuelven a casa

Un portavoz del Ejército nigeriano ratificó que unas 3.000 personas desplazadas por la violencia de Boko Haram en la ciudad de Damasak, en el noreste de Nigeria, regresaron a sus hogares tras la expulsión de los yihadistas de dicha zona.

Damasak, situada en el estado de Borno, el más castigado por Boko Haram, fue tomada por el grupo terrorista en 2014 y obligando a miles de personas a huir a países fronterizos y otras partes de Nigeria. Para el retorno de los desplazados, el Gobierno local abrió dos carreteras principales y sometió a la población a un control de seguridad antes de permitir su entrada en la ciudad, informó ayer el portavoz del Ejército en funciones, Sani Usman, en un comunicado.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, además anunció el pasado sábado la toma completa por tropas gubernamentales del bosque de Sambisa, situado en el noreste del país y considerado el último gran refugio y lugar de escondite de la milicia.

El grupo controlaba hasta hace poco vastas áreas del noreste de Nigeria y ha matado a decenas de miles de personas en su intento de imponer la sharía o ley islámica. Otra de las victorias recientes del Gobierno en su lucha contra Boko Haram fue la liberación el pasado octubre de veintiuna de las niñas que formaban parte de las más de 200 escolares secuestradas hace dos años y medio en la localidad nigeriana de Chibok.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos