Aparece en Inglaterra un gato español

El microchip del felino encontrado en Lichfield asegura que su dueño es español, pero los veterinarios no son capaces de concretar la dirección exacta

EL NORTE

El extraño viaje de 2.500 kilómetros de este gato al más puro estilo Phileas Fogg tiene desconcertados a los veterinarios ingleses que recibieron al felino, que fue encontrado en la calle, de manos de una mujer en Lichfield al noroeste de Londres, Inglaterra, según informa el periódico inglés Daily Mail. El microchip ha revelado que el felino de color negro con manchas blancas se registró en España, pero no han sido capaces de concretar su dirección. «Tiene un collar azul, pero no hemos visto rastro en él de su dueño», dicen los veterinarios.

Se cree que el animal tiene unos 10 años y se le ha dado un nuevo nombre, 'Dribbler', por una lesión en la mandíbula, posiblemente producida por un accidente de coche que no fue tratado correctamente. El gato ha sido cuidado alrededor de un mes y se encuentra en buen estado de salud.