Risto Mejide coqueteo de adolescente con el Opus Dei

Risto durante su entrevista con Pilar Urbano. /Cuatro
Risto durante su entrevista con Pilar Urbano. / Cuatro

El presentador de 'Chester: Confidencial' habló de algunos episodios desconocidos con sus invitados Jorge Dezcallar y Pilar Urbano

EL NORTE

Cuatro emitía el pasado domingo una nueva entrega de 'Chester: Confidencial'. Risto Mejide entrevistó a Jorge Dezcallar, exdirector del CNI, y a Pilar Urbano, periodista. Unas entrevistas, en la que los invitados eran los que más secretos tenían que contar y en las que el presentador fue el que más episodios desconocidos de su juventud confesó.

Durante su entrevista con Dezcallar, el presentador le confesó que él también había intentando optar a un puesto de espía: «Te citaban y te hacían unas pruebas psicotécnicas durante los ocho meses que duraban» y añadía Risto «Luego te plantaban en Gran Vía y te decían: 'aparezca usted en aquella ventana en tres minutos. A ver cómo entra en una casa particular y cómo convence al dueño de que le deje asomarse a la ventana. Hay gente que sirve para unas cosas y gente que sirve para otras».

En su entrevista con Pilar Urbano, miembro numerario del Opus Dei, el publicista aseguró que en su adolescencia estuvo a punto de ingresar en la organización: «Cuando tenía 15 años estaba viviendo una época muy convulsa porque, entre otras cosas, mis padres se acaban de separar y tenía problemas con los otros chicos. Estudiaba, pero no tenía amigos. Entonces se me acercaron unos chicos. Todos iban a la obra, retiros... Llegué a irme a Roma con ellos y volví diciendo que quería ser numerario».

Pero eso no ocurrió después de que se lo contase a su madre que tuvo una idea muy peculiar: «Me dijo que me firmaría los papeles, pero que primero me organizaría un verano, y menos mal. Ahí descubrí a las italianas, me di cuenta de lo que había ahí fuera. Volví diciendo que no quería entrar en la obra ni de coña».

El marido de Laura Escanes confesó que este episodio fue una gran lección de vida: «Lo dije en el colegio y se acabó la amistad. De repente, no me llamaban, no me hablaban. Había mucho interés en captar, pero muy poco en la persona. Mi único error fue querer que me quisieran».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos