La mejor clienta de Harrods, entre rejas

Vista nocturna de los almacenes Harrods, en Londres, durante el primer día de las rebajas de invierno./CARL DE SOUZA
Vista nocturna de los almacenes Harrods, en Londres, durante el primer día de las rebajas de invierno. / CARL DE SOUZA

Gastó en 10 años 18 millones de euros en los almacenes de Londres para blanquear la fortuna que su esposo estafó a un banco de Azerbaiyán cuando lo presidía

I. CUESTAValladolid

Aunque resulte muy complicado, imagine lo que debe de ser gastar 18 millones de euros en los míticos almacenes de Harrods, a pesar de que allí uno puede comprar cualquier cosa que exista. Pues bien, Zamira Hajiyeva, conocida hasta ahora como 'Lady A' y en adelante como 'Lady Shopping', ha conseguido hacerlo, aunque le haya acarreado finalmente un buen disgusto. A lo largo de una década, a una media de 5.000 euros diarios, la señora derrochó a destajo. Treinta y cinco tarjetas de crédito fundidas en collares Boucheron –valorados en casi 140.000 euros–, ropa, zapatos y complementos de las mejores marcas internacionales... Un sueño para los propietarios del comercio más famoso de Londres, que se frotaban las manos cada vez que Zamira entraba por la puerta.

Zamira Hajiyeva.

Según el diario 'The Guardian', utilizando la llamada Unexplained Wealth Order (UWO), algo así como la Orden contra la Riqueza de Origen No Justificado, el Gobierno de su majestad ha detenido a 'Lady A' tras seguirle la pista durante meses. La Policía británica cumple así la demanda de extradición formulada por las autoridades de Azerbaiyán, que la acusan de dos delitos de malversación.

Y es que Zamira, de 55 años, es la esposa de Jahangir Hajiyev, encarcelado en Bakú desde hace dos años. Expresidente del Banco Internacional de Azerbaiyán, de propiedad estatal, fue condenado en 2016 a 15 años de cárcel por estafar a la entidad financiera 2.500 millones de euros. Una fortuna que, según parecen evidenciar los acontecimientos, su mujer estaba decidida a disfrutar.

Los abogados de Hajiyeva habían convencido a los jueces para que no se hicieran públicos ni el nombre, ni la nacionalidad de la millonaria compradora compulsiva. Pero, hace solo unos días, levantado el secreto del sumario, el mundo ha sabido quién se escondía detrás de 'Lady A'. Ahora, esos mismos letrados echan el resto tratando de convencer al tribunal de que todo esto no es más que una 'vendetta' del Gobierno de Bakú, y de que 'Lady Shopping' no debería tener que informar sobre la fuente de su riqueza «porque no es una persona expuesta políticamente». En su declaración, Zamira aseguró que no tenía ni idea de dónde había sacado su marido el dinero. Lo seguirá meditando entre rejas.

Temas

Londres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos