Cristiano Ronaldo, inquieto tras ser acusado de violación

Cristiano Ronaldo. /AFP
Cristiano Ronaldo. / AFP

El delantero luso ha contratado al abogado de las estrellas, David Chesnoff

EL NORTE

Cristiano Ronaldo está viendo cómo su futuro (fuera de los terrenos de juego) se le está complicado, tras las demanda judicial presentada por la estadounidense Kathryn Mayorga en Las Vegas por un presunto delito de violación. Para defenderse de estas acusaciones, el futbolista luso ha contratado los servicios de David Chesnoff, el abogado de las estrellas, quien, en su día defendió a Michael Jackson, Paris Hilton y Leonardo DiCaprio. El futbolista tiene veinte días para responder a la denuncia, según recoge ABC.

David Chesnoff cuenta con gran prestigio como abogado criminalista y por contar con unos honorarios astronómicos. El letrado no solo defendera a Ronaldo, sino que también pedirá una fuerte indemnización a la demandante por los daños morales causados.

Hasta que se demuestre su inocencia, el jugador de la Juventus está algo inquieto, como lo demuestra que haya pedido a la Federación Portuguesa de Fútbol no figurar entre los jugadores seleccionados por Portugal para sus dos próximos compromisos en la Liga de las Naciones, contra Polonia y Escocia los días 11 y 14 de octubre. El seleccionador, Fernando Santos, le ha querido ofrecer todo su apoyo: «Estoy seguro de que Cristiano no ha cometido ese crimen del que le acusan». Una apoyo similar es el que le ha enviado Fernando Gomes: «En mi nombre y en el de la Federación Portuguesa de Fútbol, expreso mi total solidaridad con Ronaldo en un momento en el que su buen nombre y su reputación están puestos en entredicho».

De momento, Cristiano se ha defendido de las acusaciones a través de las redes sociales. «Niego de forma tajante las acusaciones de las que soy objeto».

Por su parte, la demandante no acudió a la rueda de prensa convocada por sus abogados en Las Vegas, por lo que ellos fueron los que hablaron del estrés postraumático y de la depresión que los médicos le diagnosticaron a su cliente después de la supuesta agresión sexual.

El suceso se produjo en el año 2009 cuando Ronaldo conoció a esa mujer en Las Vegas. A continuación se fueron a una suite del hotel Palms Casino Resort, donde ella jura que tuvieron sexo anal en contra de su voluntad. En aquel momento, llegaron a un acuerdo en el que la joven aceptó 325.000 euros para no abrir la boca.

 

Fotos

Vídeos