VALLADOLID

El PP revalidará la mayoría absoluta en Valladolid

MAR DOMÍNGUEZ

E l Partido Popular gobernará la ciudad durante otros cuatro años con mayoría absoluta y ni siquiera el aumento que experimenta Izquierda Unida, con un concejal más, puede dar pie a un pacto de izquierdas que le arrebate la Alcaldía. La caída del PSOE, que perdería entre uno y dos escaños, hace imposible un pacto de gobierno con la coalición que lidera Manuel Saravia, según la encuesta de intención de voto elaborada por Ikerfel para EL NORTE DE CASTILLA.

El Partido Popular alcanzaría su propio techo electoral el próximo domingo tanto si permanece con 15 concejales como si consigue el decimosexto, ya que el porcentaje de ciudadanos que están dispuestos a votar al PP es dos puntos mayor que los votos reales que consiguió este partido en las elecciones de 2007, cuando 87.016 vallisoletanos respaldaron a Javier León de la Riva y su lista, lo que se tradujo en 15 concejales de los 29 que forman la Corporación Municipal. Así, el 49,2% de los electores darán su voto al PP frente al 47,8% que lo hizo hace cuatro años.

Según el sondeo de Ikerfel, el PP logrará 15 o 16 ediles, mientras que el PSOE obtendrá 11 o 12 e Izquierda Unida subirá a dos.

Los socialistas, que pagarán en las urnas la crisis económica y el desgaste del Gobierno de Zapatero, conseguirán el apoyo del 36,3% de los electores, lo que supone perder dos puntos con respecto a los comicios de 2007, cuando 70.876 vallisoletanos les dieron su confianza.

Será Izquierda Unida la formación que duplique su presencia en la institución municipal. Liderada por Manuel Saravia, recibirá, según el sondeo de Ikerfel, el apoyo del 7,6% de los vallisoletanos que el próximo domingo acudan a votar. Esta coalición recibió en las anteriores elecciones el respaldo del 5,8% de los votantes, lo que se tradujo en 10.692 papeletas.

Sin llegar al suelo

El resto de las candidaturas que concurren a las elecciones no conseguirán representación institucional, aunque Candidatura Independiente obtendrá un mayor número de votos que UPyD.

La pérdida de uno o dos ediles no hará que el PSOE toque fondo. Tuvo peores resultados en el año 1995, cuando se quedó con 10 concejales en la Corporación frente a los 12 de 1991. Remontó la caída de 1995 cuatro años después con la recuperación de las dos actas y fue en 2003 cuando logró su mejor resultado, con los 13 escaños que revalidó otra vez en 2007, pero que tampoco les permitió gobernar.

El debut de Saravia como cabeza de lista por Izquierda Unida llega con buenos resultados para la formación, aunque insuficientes para un pacto de gobierno como el que selló en 1991 con el PSOE. Ese fue el único mandato en el que ambos partidos se repartieron el gobierno municipal. Desde las elecciones de 1995 ha sido el PP el que ha conseguido mayoría absoluta, siempre con 15 concejales y lo que parecía ser su techo. El sondeo de Ikerfel contempla una victoria más holgada para León de la Riva, que arrasaría de nuevo en la ciudad y conseguiría su quinta mayoría absoluta.

La fidelidad del voto de derechas y el apoyo de los electores que castigarán al PSOE por su gestión de la crisis económica fortalezarán a un candidato al que no parece hacerle mella el desgaste de 16 años en la Alcaldía. León de la Riva volvería así a dirigir la ciudad hasta el año 2015.

Aunque la mayoría de los vallisoletanos que confiesan que votarán al PP ya lo hicieron en las anteriores elecciones, en el sondeo aparece un 7% de votantes que en 2007 apoyaron al PSOE. Por contra, el partido encabezado por Óscar Puente recibirá un 3,1% de votos de electores que en los anteriores comicios respaldaron al PP. Y pese al argumento más repetido en campaña de que IU subirá por los desencantados con el PSOE, la encuesta refleja que el 100% de los votos que recibirá Manuel Saravia proceden de simpatizantes que en las anteriores ya dieron su confianza a Izquierda Unida.

Hombre y jubilado

La mayor cantera de votos del PP está en los hombres y, por edades, los mayores de 64 años. De los ciudadanos que afirman que votarán a León de la Riva, el 66,3% son hombres y el 74,8% tienen más de 64 años.

Las mujeres (33,7%) y los vallisoletanos con edades comprendidas entre los 18 y 24 años y los 55 y 64 son quienes menos confianza tienen en el Partido Popular.

El voto joven va en mayor medida para el PSOE. Así, de los encuestados que afirman que votarán a Óscar Puente, el 45,1% tienen entre 18 y 24 años, aunque también los ciudadanos de entre 45 y 55 costituyen una fuente de votos para los socialistas.

Pero, sin duda, es Izquierda Unida la que cuenta con el electorado más joven. La gran mayoría de sus votantes tienen entre 18 y 24 años, aunque esta formación está también avalada por adultos de más de 55, según la encuesta de Ikerfel.

El arco parlamentario que salga de las elecciones del próximo domingo será casi un calco de los precedentes. La incógnita que se despejará el día 22 es si el PP mantendrá el mismo número de concejales que en los últimos 16 años o ganará uno, o si el PSOE perderá solo un acta de concejal o dos. Quedan cinco días de campaña para que los socialistas -los perdedores de estas elecciones, según el sondeo- movilicen votos que puedan frenar una caída previsible por la insistencia de sus líderes en recalcar que las elecciones son municipales y no generales. Su electorado está molesto por la crisis económica y las medidas aplicadas por el Gobierno para paliarla, pero también el anuncio de Zapatero de no concurrir a las generales creen que tendrá un efecto que calmará a los electores socialistas más descontentos con su partido. Ese denominado Efecto Zapatero, en cambio, parece haberse diluido en otras ciudades tras la euforia de los dos días posteriores a anunciar su retirada.

Indecisos

Los ciudadanos que aún dudan sobre su voto constituyen el otro flanco al que puede dirigirse el PSOE . El 15,5% de los encuestados aún no saben a quién van a votar, mientras que un 6% repartirán sus papeletas entre Candidatura Independiente (3,5%) y otros partidos.

El electorado popular, por contra, siempre se ha movilizado más y ha hecho piña incluso en los momentos más adversos. En esta ocasión el PP puede superar su techo de 15 concejales y mantener sin dificultades la capital de una comunidad que es granero de votos para este partido. El resultado de estas elecciones será el que apliquen los líderes de esta formación para seguir de campaña hasta las generales y defender la llegada de Rajoy a la Moncloa.

Queda justo una semana para que los vallisoletanos ejerzan su derecho al voto y será en los próximos cinco días cuando los populares reiteren el mensaje de que no se gana en las encuestas, sino en las urnas, y para que los socialistas recuperen la confianza de sus electores más molestos y busquen apoyos en los indecisos. Izquierda Unida recupera poco a poco la fidelidad de su electorado, pero sin llegar a los cuatro concejales que logró en 1995 ni a los tres con los que contó en el mandato municipal de 1991 a 1995.

Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios

Galerías de Fotos

Vocento
rss
Elecciones 2007