ELECCIONES 22-M EN SEGOVIA

Un independiente con ataduras

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSEGOVIA.
El aspirante ha hecho gala a lo largo de estos ocho años de su segovianismo y de su trabajo constante en todos los barrios Pedro Arahuetes García Candidato a la Alcaldía de Segovia

Pedro Cipriano Frutos Arahuetes García (Segovia, 1958) no está afiliado al PSOE, casado y padre de tres hijos, cumplirá 53 años el día de la fiesta del patrón de Segovia, el 25 de octubre, y está a punto de ganar por tercera vez la Alcaldía de Segovia, pero todavía no la tiene. Aacaba de 'perder' las elecciones municipales con un resultado muy apretado, el más justo de la historia del Ayuntamiento de Segovia, por una escasa diferencia de 109 votos, pero con un porcentaje apreciable del 42,25%, frente al 42.,63% de su oponente, Jesús Postigo, bisoño en la política municipal. Ambos han obtenido más de 12.000 votos, y los analistas dirán que la exigua diferencia es en realidad un empate técnico. Pero Arahuetes, que siempre ha presumido de su independencia, está obligado a pactar con Izquierda Unida, con Luis Peñalosa, que ya en campaña ha puesto dos condiciones: que eche atrás el proyecto del aparcamiento de Los Tilos y que modifique el Plan Especial de las Áreas Históricas.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, nacido y criado en el céntrico barrio de San Millán, fue abogado en ejercicio hasta 2003, ejerció como profesional libre en su despacho de la calle Infanta Isabel y como asesor de la Asociación de Panaderos de Segovia. En 1997 se presentó al cargo de Decano del Colegio de Abogados de Segovia, del que no pudo desbancar a Manuel González Herrero. No tenía experiencia política y aquella fue su primera aproximación a un cargo electo, pero cinco años después, en noviembre de 2002, fue elegido candidato, independiente, a la Alcaldía de la ciudad sustituyendo a Ángel García Cantalejo, afiliado y ex procurador en las Cortes de Castilla y León, todo un peso pesado de los socialistas segovianos que unos meses atrás había ganado las primarias.

Era un desconocido para la mayoría de los segovianos pero Arahuetes fue el 'mirlo blanco' con el que el PSOE logró arrebatar la Alcaldía de Segovia a la derecha, aunque tuvo que pactar con Izquierda Unida, con los once concejales que superaban de largo los siete que los socialistas tenían hasta entonces en el Ayuntamiento de la capital. Bien es cierto que aquel anterior mandato municipal fue un desastre, porque la coalición de CDS y PP no llegó a funcionar más que unos meses, y que Arahuetes obtuvo los réditos de aquella pésima gestión que, a pesar de todo, deparó nada menos que doce concejales a los populares que lideraba Francisco Vázquez.

En el siguiente mandato, con la mayoría absoluta, lograda por un estrecho margen frente a Beatriz Escudero, Arahuetes dispuso de todo el aparato municipal para continuar con su proyecto. La legitimidad de las uras le reafirmaron en su 'segovianismo', que acrecentó en momentos muy concretos, como cuando reclamó con una pancarta en el balcón del Ayuntamiento el palacio de congresos que, en su opinión, le ha negado el presidente de la Junta porque pasó de prometerlo hace cuatro años a ofrecer solo el 40% de la financiación.

La oposición

Esta defensa de Segovia a ultranza le ha otorgado muchas simpatías, con lo que ha compensado los ataques de sus adversarios que constantemente le acusan se ser prepotente. Él lo niega, asegura que siempre ha gobernado con diálogo, pero ha reafirmado su posición hasta el último momento de la campaña electoral. En el videochat de El Norte de Castilla afirmó que «si no nos discriminaran, Segovia miraría más a Valladolid y menos a Madrid». Sin duda, esta posición le ha valido adhesiones. Y quizá también el 'fair play' que ha demostrado, probablemente de forma premeditada, con su oponente Beatriz Escudero cuando el PP retiró a la portavoz de la candidatura municipal, pues no hizo leña del árbol caído ni de las desavenencias internas del grupo de la oposición cuando fueron saliendo del Consistorio uno tras otro de sus concejales.

También ha hecho gala de su independencia, hace ocho años, hace cuatro y en los últimos cuatro. Una independencia que ha sido respetada por el PSOE de Segovia y el de Madrid y respaldada incluso en instituciones que exceden del ámbito de la provincia segoviana, pues en el último mandato ha presidido la Comisión de Haciendas Locales de la Federación Española de Municipios y Provincias y ha conseguido el apoyo de ministros y ministerios para varios de sus proyectos, entre los que cabe resaltar el Círculo de las Artes y la Tecnología o la Casa de la Moneda. Y si en algo ha destacado, como él mismo reconoce, es en haber estado «de campaña», acudiendo a todos los actos y visitando constantemente todos los barrios del municipio.

Ha estado a punto de perder la Alcaldía. Todavía no la tiene segura, aunque la tiene al alcance. La llave, ocho años después, vuielve a tenerla Izquierda Unida.

Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios

Galerías de Fotos

Vocento
rss
Elecciones 2007