Alejandro Valderas: «El coco de todas las campañas es la Ley D´Hondt»

El 27 de mayo de 2007, el Partido Popular volvió a ganar en todas las provincias de la comunidad, menos en León. A pesar de ello, en esta fecha se inició un camino descendente que llevó a la formación leonesista a perder drásticamente su representación tanto en el Ayuntamiento como en las Cortes

Alejandro Valderas posa en la plaza de la Inmaculada de León./
Alejandro Valderas posa en la plaza de la Inmaculada de León.
LUIS V. HUERGA/LEONOTICIAS.COMleón

Las elecciones municipales del año 2007 comenzaron a marcar el camino del descenso de la Unión del Pueblo Leonés. Cuatro años después, se consolidó una caída en el número de votos de un partido con divisiones internas, con despedidas y con incertidumbres. De los 31.851 votos de hace ocho años se pasó a los 19.751 de última convocatoria de elecciones municipales y autonómicas.

De todo ello fue testigo Alejandro Valderas, uno de los históricos de la formación leonesista, que vio cómo su partido pasaba de cinco concejales en el Ayuntamiento de León a dos representantes, o de dos procuradores en las Cortes de Castilla y León a tan sólo un escaño, el que él todavía sigue ostentando hasta que se celebren los comicios.

Aunque Valderas no pondrá su nombre en ninguna lista electoral para estas elecciones de mayo, espera que el partido se mantenga en resultados, consciente de que «el coco de todas las campañas no son los resultados, sino la Ley DHondt» que perjudica a los partidos no mayoritarios.

El leonesista también afirma que ahora las campañas electorales «se han complicado y se han enredado». Recuerda aquellas de hace ocho años o más en las que se hacía «propaganda de calle», pero ahora hay que tener en cuenta «la radio, la prensa, las televisión y las redes sociales» por lo que «cada vez es más cara y más compleja la campaña». «Te preguntas, ¿la gente se aclara?».

Parece ser que no mucho, ya que Valderas sostiene que hoy día todavía hay personas que «siguen sin saber qué son las Cortes y qué es la Junta» y «creen que votan a Rajoy o a Pedro Sánchez», aunque estima que, en líneas generales, el votante es «mucho más maduro que hace quince o veinte años».

«Los de León dan guerra por cuatro»

Es un periodo de tiempo en el que la Unión del Pueblo Leonés ha ido perdiendo fuerza. Pero este veterano leonesista reivindica el papel de su partido en estos últimos años en las instituciones en las que ha tenido representación. «El leonesismo transmite una queja de la población a las instituciones. Me dicen que ojalá en Ávila hubiera una UPL porque los de León dan guerra por cuatro», asegura.

En el Ayuntamiento de León, su papel de tercera fuerza ha servido para que fuera llave de gobierno municipal tanto de PP como de PSOE. «Esta ciudad, sin pactos con UPL, no tendía AVE ni tendría un montón de carreteras en la provincia. Eso fue producto de un pacto porque el que se dijo: si me dais una serie de obras os ofrezco la Alcaldía y colaboración de cuatro años estable. UPL ha dado estabilidad al Ayuntamiento dos veces. La puede dar más veces. O no. O que se peguen entre ellos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos