El concejal de Ciudadanos en Zaratán denuncia por acoso político a la cúpula regional

Reinerio Braña, Luis Fuentes y Pedro Bardisa, durante la campaña en Valladolid./
Reinerio Braña, Luis Fuentes y Pedro Bardisa, durante la campaña en Valladolid.

Es el segundo caso similar en la provincia tras el registrado en Arroyo de la Encomienda

ANTONIO G. ENCINAS

Aún no se han constituido los ayuntamientos en la provincia y se suceden los problemas. No solo para pactar, sino entre los propios partidos que se han presentado a los comicios, especialmente en Ciudadanos. Al frente abierto en Arroyo de la Encomienda, donde su excandidata María Isabel Fernández presentó una denuncia contra la directiva regional, se sumaron ayer Zaratán y Medina de Rioseco.

más información

En el caso de Zaratán el asunto ya viene de lejos, aunque se hará más visible aún el sábado, cuando el número 1 de la lista, Reinerio Braña y único concejal electo en la localidad por parte del partido naranja recoja su acta de concejal por Ciudadanos y acto seguido pase a figurar como no adscrito.

Braña había anunciado que iba a renunciar a ese acta de concejal después de que se destaparan algunos asuntos personales en plena campaña electoral, entre ellos una deuda que presuntamente había contraído con la comunidad de vecinos en la que residió. «Me comunican entonces que tengo que renunciar a mi acta porque ha salido un caso de la comunidad, una deuda mía con Arroyo, que no tiene nada que ver con ninguna imputación. Y lo de la comunidad ya está arreglado. Me dicen que retire mi candidatura o quitarán toda la candidatura de Zaratán», explica Braña, que anteriormente había pertenecido a UPyD, y que abandonó la formación magenta al entender que su partido y Cs debían ir de la mano.

Según explica el propio Braña, pasado el tiempo tuvo conocimiento de que la número 2 de la lista por Zaratán, «que fue impuesta por la directiva regional», Patricia Baladrón, «es pareja de Pablo Yáñez», de la ejecutiva del partido.

«He presentado una denuncia ante Fiscalía contra Ciudadanos en Valladolid y en Castilla y León. Y contra el número 2 en la lista de Zaratán, impuesta por ellos, pareja de Pablo Yáñez», explica Braña. Concretamente, sus miras se dirigen a Luis Fuentes, delegado regional, Miguel Ángel Ibáñez, Pablo Yáñez y Patricia Baladrón. «Ha sido una persecución política hacia mi persona, que es lo que ha habido por su parte. Renuncié a mi acta electoral por amenazas y coacciones, y después me retracté», asegura Braña.

Cronológicamente, la historia de todo este embrollo la resume Reinerio Braña de la siguiente manera:«Veníamos de UPyD y nos íbamos a casa porque no estábamos de acuerdo en que no se unieran a Ciudadanos. Hablo con Yáñez y me aceptan aunque con la candidatura de número 2, impuesta. Me ocultan que es pareja de Yáñez hasta la última semana, cuando llega la semana electoral», explica. Es entonces, según él, cuando comienza esa campaña de desprestigio que le ha llevado a perder votos y le ha dañado personalmente, según asegura. «Me ha perjudicado en el municipio. Tener que renunciar me ha perjudicado. También a mi familia y los daños morales que me han creado», asegura.

«He sido expulsado del partido pero sin que nadie me explicara el motivo. Y el único motivo es por retractarme de mi decisión de no coger el acta electoral», aseguraba ayer el futuro concejal del Ayuntamiento de Zaratán.

Pendientes de pactos

Su posición en el Ayuntamiento de la localidad, además, puede resultar determinante. Y es que el PP ha conseguido 6 concejales por 3 del PSOE, 2 de Independientes y 1 de Ciudadanos y de Izquierda Unida. «Se está hablando con las demás agrupaciones», explica Braña, aunque admite que no ha mantenido conversaciones con el PP. «Con el PP no he hablado en ningún momento. Se ofrecieron a hablar con nosotros la misma noche de las votaciones, pero de momento no ha habido ningún contacto. El PP conmigo no quería negociar, ha intentado con los Independientes». El sábado se saldrá de dudas.

 

Fotos

Vídeos