El paro, el gran problema de la ciudad para dos de cada tres vallisoletanos

El paro, el gran problema de la ciudad para dos de cada tres vallisoletanos

Solo uno de cada diez vecinos considera que la situación económica es buena, mientras que la corrupción y la mala gestión de los políticos es señalada por el 8,5% de los encuestados

J. ASUA

Gana y con mucha diferencia. No importa que Valladolid registre una tasa de paro siete puntos inferior a la media nacional (16,2% en la provincia frente al 23,7% en España), el desempleo es, a día de hoy, el principal problema para los vecinos de la ciudad. Seis de cada diez habitantes 60,3% lo sitúan a la cabeza de sus preocupaciones tras una pregunta abierta realizada por los técnicos de la empresa Madison MK en un sondeo telefónico para El Norte de Castilla a 702 personas mayores de 18 años. La encuesta, elaborada entre el 29 de abril y el 9 de mayo, confirma que la corrupción y la mala gestión política también importan, aunque el porcentaje de vallisoletanos que las señalan como un problema baje hasta el 8,5%. La distancia es descomunal.

MÁS INFORMACIÓN

Lo fundamental parece ser la necesidad de crear puestos trabajo. Lo reclaman especialmente los que no lo tienen para más siete de cada diez desempleados es su principal preocupación y también los vallisoletanos en el tramo de edad comprendido de los 30 a los 44 años, una horquilla donde la lucha contra el paro sería prioritaria para el 72,5%. El desasosiego por esta lacra baja hasta el 46% en el caso de los estudiantes, aún en periodo de formación y confiados, quizás, en que la situación económica haya mejorado en el momento de abandonar las aulas.

Si se analiza este top del ranking por recuerdo de voto en 2011, las diferencias no son destacables, aunque serían los afiliados y simpatizantes de Izquierda Unida los más preocupados por la falta de trabajo, con el 63,2%, frente al 59,9% del PSOE y el 58,1% de las personas que en las últimas municipales confiaron en el Partido Popular y que, a buen seguro, van interiorizando los mensajes de recuperación económica que lanzan sus líderes en los últimos meses. No pasa lo mismo con las nuevas fuerzas emergentes, el 67,6% de las personas que tienen intención de apostar por Sí se puede (marca local de Podemos) y el 65% que lo hará por Ciudadanos en los próximos comicios creen que el desempleo es el principal déficit de la ciudad.

Ficha de la encuesta

Ficha técnica Realizado por: Madison MK. C/ Juan García Hortelano, 43. Edificio TELECYL. Valladolid. Teléfono: 902 60 25 55. Ámbito del sondeo: Valladolid capital. Universo: población de derecho en ciudad de Valladolid. Técnica de investigación: encuesta telefónica asistida por ordenador tipo CATI (Computer Assisted Telephone Interview). Fecha de realización del trabajo de campo: del 29 de abril al 9 de mayo de 2015. Diseño muestral: muestreo aleatorio estratificado, con cuotas de provincia, tamaño de la población, edad y sexo. Tamaño muestra: 702 encuestas. Margen de error: +/-3,70% para datos globales, con un nivel de confianza del 95,5% en condiciones normales de muestreo (2, p=q=0,5).

Corrupción política y mala gestión de los responsables públicos ocupan la segunda y tercera posición respectivamente, pero a mucha distancia. Los capítulos locales que se podrían asociar a ambos enunciados parece que no remueven en exceso a los vallisoletanos. Solo el 8,5% de los consultados han aportado de manera espontánea estos problemas como destacables. Casos como el de la manipulación del Plan general de Ordenación Urbana, la presunta trama de adjudicaciones de obras del exjefe de mantenimiento del Ayuntamiento de Valladolid a empresas de su familia, la sentencia del Zambrana o el caso los áticos del antiguo edificio del Caja Duero en la plaza de Zorrilla, a la espera de la sentencia de la jueza sobre una presunta desobediencia del alcalde en el cumplimiento del fallo del TSJ que obligó a demolerlos, no son prioritarios para la mayoría.

Jóvenes preocupados

Es la gente más joven, y entre ellos los estudiantes, los que, según este estudio, estarían más concienciados. Así, para el 14,5% de los chicos y chicas entre 18 y 24 años las malas prácticas en la gestión de lo público deberían ser corregidas por la vía de urgencia. Los sectores de población donde preocuparían menos los posibles desmanes en la administración pública son, siempre según el sondeo de Madison MK, las amas de casa (1,1%) y los mayores de 65 años (1,9%). Por votantes en los pasados comicios, son los que apostaron por el PSOE e Izquierda Unida los más críticos con ambas cuestiones al elevarse el porcentaje medio del 4,4% al 6,9% y el 7,1%, respectivamente. Si el análisis se hace de cara al voto directo el próximo 24 de mayo, en ambos casos suben.

La cuarta preocupación para los capitalinos sería la escasa actividad económica, aunque solo 3,9% la señala como un problema cuando se les pide que enumeren los temas que más inquietud les generan. En este caso, es a las personas que votaron al PP en la últimas municipales a las que más les desazona (5%), seguidas de los que confiaron en el PSOE (3,5%) y de los votantes de Izquierda Unida (1,2%).

Dejemos a un lado las grandes preocupaciones algunas no tan importantes como se podría prever y vayamos a lo doméstico. Según la encuesta realizada por Madison MK para El Norte de Castilla, esos temas sobre los que normalmente los vecinos suelen preguntar al alcalde en sus comparecencias abiertas en los medios de comunicación residuos, tráfico, arreglo de calles... no inquietan en demasía a la hora de situarlos en los primeros puestos de la tabla. Así, únicamente dos de cada cien encuestados consideran que el mantenimiento de la ciudad sería deficiente, porcentaje que alcanza casi el 4% entre los que en 2011 votaron al PSOE y a Izquierda Unida. Otras cuestiones como la sanidad, las infraestructuras, los servicios sociales, la inseguridad ciudadana o la despoblación tampoco causan excesivo desasosiego entre los consultados al no superar en ningún caso el 2% las personas que han incluido estas materias entre los principales déficit de la urbe.

Poco optimismo económico

La otra cuestión que se desglosa en esta primera toma del sondeo para El Norte de Castilla es la percepción que tienen los vecinos de la ciudad sobre la situación económica que se vive en Valladolid. Solo uno de cada diez considera que e buena, mientras para el 54,1% es regular y un 34,2% piensa directamente que es mala. Mientras que los votantes del PP en 2011 serían los más optimistas únicamente el 19,3% la consideraría mala, son los que apostaron por el PSOE e Izquierda Unida en los últimos comicios los que más negro ven el panorama. Si se toma como referencia la intención de voto el 24 de mayo se aprecia que los mensajes de la recuperación empiezan a calar entre el electorado popular al subir cinco puntos la casilla de los que creen que la situación económica ha mejorado.

Los que se confiesan simpatizantes de Sí se puede y Ciudadanos tampoco están muy conformes con el clima económico que se vive en Valladolid. Así, el 65% de los que votarán a la representante local de Podemos, Charo Chávez, califican la situación de mala, mientras que los que apostarán por la formación de Albert Rivera (representada en Valladolid por Jesús Presencio) son menos críticos. El 28,4% de los simpatizantes del partido naranja creen que la situación es mala y otro 65% la califica como regular.

Si el análisis se realiza siguiendo las variables sociodemográficas, son los jóvenes entre 18 y 29 años los que están más conformes con el clima económico. Entre el 14% y el 15% de ellos consideran que las cosas van bien. Podría ser porque aún siguen respaldados en los hogares de sus padres. Junto a ellos, estarían los mayores de 65 años. En este tramo de edad ganan los que piensan que la situación es buena (14,1%) o regular (50,6%).

Por contra, las personas desempleadas son las más negativas a la hora de apreciar los posibles brotes verdes que se anuncian desde el Gobierno y que aún no les han llegado a ellos.