La oposición aprueba el discurso de la alcaldesa de Segovia y espera «que se cumpla»

Aspecto del hemiciclo una vez constituida la Corporación durante el discurso de Clara Luquero./
Aspecto del hemiciclo una vez constituida la Corporación durante el discurso de Clara Luquero.

PP, Ciudadanos, UPyD e IU confían en que los compromisos de la alcaldesa no sean una declaración de intenciones

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

Al finalizar el pleno, todos los concejales se dirigieron a la Sala Blanca, en la zona noble del Ayuntamiento, para que los fotógrafos tomaran la foto oficial de la nueva Corporación. Quizá porque el resultado electoral ha sido muy claro, y aunque ha habido alguna declaración previa a la sesión en la que la portavoz del PP ha criticado que Clara Luquero no le haya llamado para mantener un encuentro formal (más allá del saludo y ya hablaremos), el clima fue cordial y distendido, emotivo. Además, los portavoces de las cuatro fuerzas que estarán en la oposición dieron el aprobado al discurso de la alcaldesa, con la salvedad, todos, de que tras calificarlo como positivo su siguiente frase fue «veremos». PP, Ciudadanos (Cs), UPyD e IU esperan que Luquero cumpla lo que ha comprometido.

Luquero avanza proyectos culturales, obras y un plan estratégico

Muchas de las acciones que anunció Clara Luquero para los primeros cien días de este mandato municipal vienen del anterior, están en marcha a falta de algunos trámites. Otras las ha anunciado durante la campaña y todas, según dijo en su discurso, son para «hacer más Segovia». Entre las primeras se incluyen las obras de la avenida de la Constitución, el convenio para la reforma de la estación de Autobuses, la aprobación inicial del PEAHIS o la entrega de las viviendas en alquiler para jóvenes. Entre las segundas, la más novedosa, porque ya la ha concretado en tres proyectos, es la instalación en la ciudad del Instituto Internacional de Teatro de la Unesco, que a todas luces tendrá cabida en el edificio de Emprendedores del Círculo de las Artes y la Tecnología, pues la alcaldesa ha remarcado en la campaña esa parte del CAT, la dedicada a las artes innovadoras.

Otro proyecto, también presentado en campaña, es el de la celebración del Centenario de la Universidad Popular, para el que cuenta con Marifé Santiago y sus contactos con el objetivo de crear un consejo ciudadano y «cerrar acuerdos con instituciones de ámbito nacional para su implicación», y citó en concreto la histórica Residencia de Estudiantes, el Círculo de Bellas Artes, Cultura de Paz y la Casa del Lector.

Algunas de las actuaciones son demandadas por los ciudadanos y hasta ahora no atendidas, como la congelación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para lo que dijo que solicitará a la Dirección General del Catastro la paralización del incremento del Valor Catastral, y también en el ámbito de la economía comentó que «nos pondremos a trabajar ya en el Plan Estratégico de Segovia y su área de influencia 2016-2026» y la creación de «la plataforma conjunta para atraer inversión económica a Segovia», con la que pretende que se implanten en el municipio empresas relacionadas con la tecnología y la innovación con el fin de crear empleo y oportunidades para los jóvenes, según remarcó en la campaña.

Varias acciones más, encuadradas entre las que están en tramitación, corresponde a proyectos de obras. Entre otras citó Luquero el proyecto de remodelación de la plaza de la Pirámide en el barrio de San Millán, la reforma de viviendas municipales para ampliar el parque de viviendas sociales, acondicionar el Jardín Romántico de la Casa de la Moneda, un «plan plurianual de mantenimiento de los colegios públicos» y otro de mejora de las instalaciones deportivas. Entre todas, cien acciones que la alcaldesa, y la oposición, esperan ver cumplidas en cien días.

La portavoz del PP Raquel Fernández, la más experta de los cuatro de la oposición, manifestó tras escuchar la declaración inicial de Clara Luquero que «esperamos que se cumpla» todo lo que dijo. Incidió en que «una de las palabras que más se han repetido en lo que a nosotros nos concierne ha sido diálogo y por tanto espero que ese sea el camino». De todo el discurso, Fernández recalcó que dos cuestiones concretas que le hicieron «sonreír». Una, el plan integral de actuación en los colegios públicos que «en campaña electoral propuso el Partido Popular», igual que la otra, el plan de mejora de las instalaciones deportivas. «Aunque sean ideas del PP, ojalá que se pongan en marcha puesto que si las hemos propuesto es porque son absolutamente necesarias en la ciudad».

A María José García Orejana, portavoz de Ciudadanos, el discurso de la alcaldesa le pareció «a priori positivo porque está dispuesta a hacer cosas de forma inmediata», pero como los demás portavoces expresó la cautela de que «veremos a ver luego la realidad», pues estas declaraciones del principio de mandato son «mucho de decir». Su grupo le dará un margen de confianza, aunque advirtió de que «no nos vamos a comprometer» y destacó que, si bien están de acuerdo con la aprobación del PEAHIS «nos ha llamado la atención que todavía no esté aprobado el inicio, cuando yo creía que estaba en una fase mucho más avanzada; tenemos que ver quién es el culpable de que no lo esté y lo estudiaremos y lo comentaremos».

Luciana Miguel consideró que el discurso de Luquero fue «muy emotivo, integrador y bonito». La portavoz de UpyD declaró que, «intentando ponerme en su lugar entiendo que después de un trabajo realizado y su propósito de estar a disposición de la gente me ha parecido que refleja por lo menos la intención de que en los próximos cuatro años seamos capaces de llegar a acuerdos, de dialogar y que haya un cambio en la dinámica del Ayuntamiento». Después añadió que con el tiempo se verá «si solo es una declaración de intenciones», y respecto a los proyectos que anunció la alcaldesa comentó que son muchos y «tenemos un camino largo por delante» porque «lo importante es hacer muchas cosas, pero también hacerlas bien».

IU, oposición «constructiva»

De «ambicioso» calificó el concejal de Izquierda Unida el discurso de investidura. Pero Ángel Galindo, en cuyo apoyo más confía Luquero porque es con quien espera sintonizar mejor, también expresó su disposición a «desde la oposición estar vigilantes para que se vaya cumpliendo todo lo que ha anunciado». Galindo reiteró lo que ha venido diciendo en la campaña electoral, que su intención es «traer la voz de la calle al Ayuntamiento, intentar defender a la mayoría social desde los principios de la izquierda». Esa va a ser la línea de trabajo del concejal de IU, tanto a la hora de hacer propuestas como desde la oposición.

De los proyectos que mencionó Luquero a Galindo le parece que algunos son históricos, como el «imprescindible» centro de salud de Nueva Segovia, y otros parte de una declaración de intenciones que «veremos si dentro de cien días se han cumplido. Estaremos vigilantes, haciendo propuestas desde una oposición constructiva, pero si vemos que no cumplen habrá que confrontar».

También explicó el edil de IU que su decisión de prometer el cargo «por imperativo legal» obedece a que «nos declaramos republicanos» y creen que es necesario reformar la Constitución, y en cuanto al hecho de que no recogiera la medalla corporativa reconoció que es «una opción personal» sin querer «hacer demagogia ni populismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos