Así vivieron los partidos de Palencia el escrutinio de las Generales

Rivero, nuevo diputado por Palencia, festeja el triunfo de Ciudadanos. /Marta Moras
Rivero, nuevo diputado por Palencia, festeja el triunfo de Ciudadanos. / Marta Moras

Sonrisas rojas, lágrimas azules y una sorpresa teñida de naranja protagonizan un escrutinio de infarto en Palencia

El Norte
EL NORTEPalencia

Las emociones se tiñeron de colores en la jornada electoral de ayer en Palencia. Las sonrisas se pintaron de rojo, la tristeza iba vestida de azul y la sorpresa se calzó unos zapatos naranjas que llevarán al candidato de Ciudadanos, Enrique Rivero, hasta el Congreso de los Diputados.

Pocos confiaban en que Rivero pudiera acabar en el Congreso tras el escrutinio de ayer. De hecho, tan solo una veintena de simpatizantes del partido siguieron la jornada desde el bar que se convirtió en la particular parroquia naranja en Palencia y el nuevo diputado tardó en hacer acto de presencia. A su llegada, cerca de la medianoche, Rivero besó y se abrazó a cada una de las personas que se encontraban allí. «Menos mal que no sois 1.000 o 2.000», bromeó mientras los presentes le jaleaban a grito de «diputado, diputado».

La alegría de Ciudadanos contrastaba radicalmente con los rostros consternados de los populares. Con una sede casi vacía, la única diputada popular por Palencia, Milagros Marcos, reconoció la derrota. «No es el resultado que queríamos ni el resultado por el que hemos trabajado. Es el que han querido los palentinos y como tal hay que asumirlo», reconoció una Milagros Marcos visiblemente disgustada. Por su parte, la presidenta del PP de Palencia, Ángeles Armisén, quiso resaltar, pese a todo, un dato positivo para su organización. «Nos hubiera gustado revalidar el mejor resultado, pero podemos decir que en estas circunstancias el Partido Popular de Palencia es de las organizaciones que menos voto ha perdido en Castilla y León», recalcó.

Por su parte, los miembros del PSOE vivieron la jornada pegados al teléfono. La incertidumbre del tercer diputado por la provincia pendía de un hilo y eso se reflejaba en rostros como el de Consolación Pablos. La igualdad del resultado propició que Miriam Andrés compareciera más tarde. Eso sí, con la sonrisa en su rostro. «Hemos ganado las elecciones en España, Castilla y León y Palencia y por eso vamos a seguir reforzando las políticas sociales, además de luchar contra la violencia de género y las desigualdades», afirmó Miriam Andrés, quien confía en repetir resultado dentro de un mes en las municipales. «Nos queda el segundo combate. Tenemos que lograr que Luis Tudanca sea el próximo presidente de Castillla y León. Esta comunidad necesita un cambio». Por su parte la cabeza de lista al congreso por el PSOE en Palencia, Mari Luz Martínez Seijo, también festejó la victoria desde Madrid. «Somos el partido más votado en la provincia. Nos queda un camino por delante que dé estabilidad al país para seguir en la senda del progreso», señaló.

La candidata que más crítica se ha mostrado con Sánchez durante la campaña, Sonia Lalanda de Vox, se mostró satisfecha pese a no lograr representación. «Es un resultado bueno, pero esperábamos que fuera mejor. Me sorprende que en Palencia sigan votando a las mismas opciones y que luego digan que Palencia está muerta», señaló.

Por su parte, Juan Gascón de Unidas Podemos, se centró en la ley electoral para analizar los resultados. «Ha habido una acumulación de voto hacia el PSOE que no ha sido suficiente para darle el segundo diputado. La ley electoral sigue condicionando a nuestra fuerza política», aseguró.