Turull entra en campaña desde prisión y apuesta por culminar el 1-O

Turull, desde la cárcel, ofrece su primera intervención en un mitin. /
Turull, desde la cárcel, ofrece su primera intervención en un mitin.

El exconsejero de la Presidencia pide a ERC que no piense en cálculos de cara al día siguiente de los comicios | Rufián califica de «fascismo cool» un gobierno de PSOE y Cs

CRISTIAN REINO

Después de que Jordi Sànchez y Oriol Junqueras ofrecieran sendas ruedas de prensa desde prisión días atrás, esta mañana ha entrado en campaña Jordi Turull, candidato de JxCat y encarcelado en Soto del Real junto al resto de líderes del 'procés'. Turull ha intervenido en un mitin de su partido en La Seu d'Urgell (Lleida) por vía telemática desde prisión. La autorización de la Junta Electoral ha llegado media hora antes del inicio de acto de campaña y Turull ha sido el primer dirigente encarcelado que se ha podido dirigir directamente a sus electores, presentes en el mitin.

Presentado por su mujer y a través de una pantalla, Turull, cabeza de lista por Lleida, ha reivindicado a JxCat como la formación que hace bandera del 1-O y la fuerza que llevará al Congreso el compromiso de culminar el espíritu del 1-O. «Hay que aprovechar las urnas para lanzar un mensaje al Estado y al mundo claro y nítido, que reafirme nuestra voluntad de culminar el 1-O», ha expresado.

«Hay que dejar claro al Estado y al mundo que no fue una cosa de un día, que ese gran acto era la determinación de un país para ser libre», ha añadido. Los presos han copado todo el protagonismo de la campaña en Cataluña. Turull ha participado esta mañana en el mitin de La Seu de Urgell y mañana Oriol Junqueras y Raül Romeva harán lo propio en Cambrils (Tarragona) en un acto de ERC.

Unidad del independentismo

Turull ha llamado a la unidad del independentismo, una forma de criticar veladamente a Esquerra, que es quien no ha querido que para las elecciones generales, las europeas o las municipales se conformara una lista unitaria del secesionismo. «Hemos superado momentos porque hemos ido a la una», ha señalado.

Turull ha cargado también de manera indirecta contra los republicanos, cuando ha asegurado que lo que ahora necesita el independentismo es concentrar el máximo de fuerzas, de cara al mensaje al exterior, mientras que a su juicio lo que no tiene que hacer el soberanismo es «distraerse» o «pensar en cálculos» de cara al día después de las elecciones. En la referencia había un toque de atención a Esquerra, que ayer, a través de Oriol Junqueras, abrió la puerta a un eventual apoyo a Pedro Sánchez, sin fijar líneas rojas ni cheques en blanco. ERC ha hablado desde el primer día de campaña de posibles acuerdos postelectorales. Para Turull sería un error «optar por el mal menor», que para ERC seria un gobierno socialista para evitar un tripartito de derechas. «Si en el pasado hubiéramos optado por el mal menor nos habrían borrado», ha señalado.

JxCat ya hace días que ha entrado en el cuerpo a cuerpo contra Esquerra, viendo que las encuestas siguen siendo muy favorables para los republicanos y muy negativas para los postconvergentes, que corren el riesgo de perder cuatro de sus ocho escaños actuales que les situaría en una posición de irrelevancia en el Congreso. Por ello, Turull ha insistido en que JxCat pone por delante «los intereses de país» frente a los que priman los legítimos intereses de partido.

Rufián llama al noto de los republicanos como freno a un posible Gobierno entre el PSOE y Cs, que «no van en caballo ni llevan pistola, no son tan hijos de Aznar ni de don Pelayo pero dan tanto miedo»

Esquerra, hasta la fecha, ha evitado replicar a sus adversarios y al mismo tiempo socios. Sus dardos, durante la campaña, van dirigidos a los socialistas, con los que consideran que se están jugando el primer puesto en las elecciones. Así, Gabriel Rufián, desde Figueras (Girona) ha llamado al voto de los republicanos como freno a un posible gobierno entre el PSOE y Cs que ha calificado de «fascismo cool». «No van en caballo ni llevan pistola. No son tan hijos de Aznar ni de don Pelayo pero dan tanto miedo», ha rematado.