El reducto popular se atrinchera tras la muralla de Segovia

Cola de votantes en un colegio de Segovia, este domingo en la jornada electoral. /Antonio Tanarro
Cola de votantes en un colegio de Segovia, este domingo en la jornada electoral. / Antonio Tanarro

El PSOE gana en 36 de las 59 mesas desplegadas en los colegios electorales de la capital segoviana

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El Partido Popular (PP) apenas ha podido resistir la embestida de los arietes. Las huestes de Paloma Sanz en la capital segoviana defienden su feudo más emblemático, el casco histórico, y siguen siendo la fuerza más votada en el recinto amurallado tras la batalla electoral del domingo. Pero poco más. También se mantiene en pie pese a las acometidas del resto de siglas en El Cristo del Mercado, aunque la hegemonía en este lugar se tambalea.

Tanto flojean las fuerzas populares que su superioridad en los comicios generales de 2016 no se ha solo visto amenazada, sino que ha sido derrotada claramente por un Partido Socialista Obrero Español (PSOE) empujado por los vientos favorables del resto de España, y por la irrupción naranja de Ciudadanos en varias de las plazas habituales con las que contaba el PP para repetir mayorías en la ciudad.

De hecho, la derrota del Partido Popular en la capital segoviana se ha forjado en los barrios más alejados del casco antiguo. San José, San Lorenzo, Santa Teresa-Puente de Hierro, La Albuera, Nueva Segovia o El Carmen han caído en manos de los socialistas. Otros barrios colindantes al recinto amurallado también han sucumbido y han sido conquistados por el PSOE, como El Salvador o San Millán.

De las 59 mesas instaladas en los colegios electorales de la capital durante este domingo de urnas y papeletas, los socialistas han ganado en 36 frente a las veinte en las que el PP ha sido el partido más votado. En una más, las dos formaciones mayoritarias han empatado. Hace tres años, el dominio popular se plasmó en su victoria en 53 mesas.

Hontoria es naranja

El empuje del PSOE ha estado acompañado por el envite de Ciudadanos, que incluso logra ser la fuerza más votada en Hontoria. La expansión naranja se ha dejado notar también en barrios como Nueva Segovia, El Salvador o Puente de Hierro, donde se aúpa como la segunda formación más votada por delante de los populares.

Y además, la irrupción en el campo de batalla electoral de Vox. La extrema derecha también ha restado fuelle al otrora hegemónico Partido Popular, siendo la cuarta fuerza preferida de los segovianos en buena parte de las mesas y colegios electorales de la capital segoviana tras el escrutinio de los resultados del domingo. Las siglas presididas en España por Santiago Abascal en barrios como Santa Eulalia, Santo Tomás y en algunas mesas de Nueva Segovia, además de en Revenga y el casco histórico.