El PSOE gana en varios municipios importantes y el PP aguanta por la mínima en el resto

Elena Diego, nueva senadora del PSOE, vota en Terradillos. /WORD
Elena Diego, nueva senadora del PSOE, vota en Terradillos. / WORD

En Carbajosa de la Sagrada pasa a ser la cuarta fuerza por detrás de Ciudadanos PSOE y Vox

ISIDRO L. SERRANO / WORDSALAMANCA

Ni los dirigentes más pesimistas del Partido Popular salmantino podía esperar un descalabro como el que vivió ayer su formación política.

Al igual que en el conjunto provincial, un análisis de los principales pueblos de la provincia muestra la clara debacle de un partido que ha dominado durante décadas en Salamanca y que ha visto cómo en una sola noche no ha sido el partido más votado en algunos de los principales pueblos de la provincia, e incluso ya no es ni el segundo.

Y todo ellos a menos de un mes de las elecciones municipales, que no es lo mismo, pero que puede dar una idea de por donde van a ir los tiros.

Por empezar por uno de los pueblos más significativos, en Santa Marta de Tormes, que desde hace ya algún tiempo es la segunda población en número de habitantes de la provincia de Salamanca, el PP no es ya ni la segunda fuerza más votada. Ha perdido más de 1.400 votos, 19 puntos de los que consiguió en las elecciones de 2016. El PSOE se coloca como la fuerza más votada tras ganar 9 puntos en sus apoyos y Ciudadanos es el segundo partido más votado relegando al PP a la tercera posición. Vox logra un 13% de los sufragios y Unidas Podemos se queda en el 10%.

Siguiendo en el alfoz de la capital, el caso más representativo es el de Carbajosa de la Sagrada. Allí el PP pierde un 24 puntos en su porcentaje sus votos y se ve relegada como cuarta fuerza más votada, superada incluso por Vox, a la que solo superan PSOE y Ciudadanos, que es el partido que más votos consigue en la localidad, ratificando así el gran ascenso de la formación naranja en Salamanca.

Otro de los municipios en los que el PP deja de ser la fuerza más votada en relación a las elecciones de 2016 es Béjar. Allí el PSOE es el partido que más apoyos ha recibido. Los populares se colocan como segunda fuerza seguidos de cerca de Ciudadanos, La irrupción de Vox le da un 11% de los sufragios en la Ciudad Textil.

En Villamayor, cuna de la nueva senadora del PSOE, Elena Diego, el descalabro es aún mayor. El PP pierde 22 puntos porcentuales de sus votos en favor de un PSOE, que se coloca como la fuerza más apoyada, y de Ciudadanos, que también supera a los populares en número de votos.

Igual sucede en Cabrerizos. Allí de nuevo el PP pasa de ser el partido más votado en 2016a ser el tercero, nuevamente superado por PSOE y Cs. Aquí Vox alcanza un 12 por ciento en el escrutinio.

El PP logra mantener algunas localidades importantes, es cierto, pero baja sus números de una manera alarmante.

En Ciudad Rodrigo, se mantiene como primera fuerza, pero tras perder un 19 puntos, dejando al PSOE al que más que duplicaba en apoyos a poco menso de 500 votos.

Tampoco se salvan los populares en la villa chacinera. En Guijuelo pierden nada más y nada menos que un 26 puntos, la caída más importante, de los votos con respeto a las generales de 2016. Tal era la diferencia de votos con su inmediato perseguidor, el PSOE, que a pesar de ellos siguen siendo los más votados. El PSOEligeramente y se mantiene en segunda posición, pero seguido muy de cerca por Ciudadanos, que logra un importante aumento de votos, y Vox logra nada más y nada menos que el 15% de los sufragios.

Para cerrar, algo similar sucede en Alba de Tormes. Allí el PP se deja 24 puntos en su porcentaje de voto, y solo la gran diferencia conseguida en 2016 le permite seguir como primera fuerza. PSOE y Ciudadanos también crecen, y nuevamente es Vox el gran beneficiado, con casi el 16% de los votos.