Euforia socialista por un triunfo «histórico» y mutismo en el PP

Miembros de Ciudadanos se hacen un selfi para festejar su diputado por Segovia./Óscar Costa
Miembros de Ciudadanos se hacen un selfi para festejar su diputado por Segovia. / Óscar Costa

Alegría contenida en Ciudadanos por obtener un diputado por la provincia

Q. Y. / L. J. G.Segovia

Los resultados electorales conseguidos por el Partido Socialista fueron recibidos con júbilo en la sede de la formación en Segovia capital. Su secretario de organización, José Antonio Mateo, fue el primero en llegar a Arquitecto Escobedo, donde recibió con satisfacción los resultados de los sondeos electorales al cierre de las votaciones. Con el inicio del escrutinio, y ya con José Luis Aceves y el resto de candidatos en la sede, cada vez fueron más frecuentes los gritos de euforia, los abrazos y los aplausos cuando se conocían los resultados del PSOE a nivel nacional, regional, provincial e incluso al confirmar su triunfo en decenas de municipios. «Es histórico. El PSOE ha ganado en España, Castilla y León, la provincia y en muchos municipios», declaró Aceves ante los aplausos de decenas de militantes del partido, a los que auguró un buen resultado en las elecciones del 26 de mayo.

La imagen contraria se vivió en la sede del Partido Popular. Caras largas, miradas al teléfono móvil para seguir la evolución del escrutinio y pocas conversaciones fueron la tónica general en la sede de Escultor Marinas. Raquel Sanz, la número 2 al Congreso de los Diputados de los populares, reconocía el importante batacazo sufrido por el partido.

Ciudadanos escogió el hotel San Antonio El Real para celebrar su entrada al Congreso de los Diputados por la provincia de Segovia con Eduardo Calvo, quien llegó pasadas las diez y media de la noche ante los ánimos de sus compañeros de partido. Una alegría contenida, ya que a nivel nacional la suma de los tres partidos de derecha no sumaba.