Rajoy abrirá ya los contactos con el PSOE con una «disposición abierta» a pactar

Mariano Rajoy. /
Mariano Rajoy.

El presidente no cierra la puerta a abordar ninguna reforma y apremia al resto de partidos a cerrar el Gobierno "a la mayor celeridad" para negociar los Presupuestos

NURIA VEGAMadrid

Concluido el Consejo Europeo, Mariano Rajoy vuela a España con una hoja de ruta en mente para intentar formar Gobierno. Su intención es comenzar a telefonear al resto de partidos a partir de mañana para sondear su disposición a negociar. Fuentes del Ejecutivo subrayan que el PSOE ha sido siempre prioritario para el presidente, por lo que la de Pedro Sánchez será la primera llamada que realizará el líder de los populares, que apremia a todos a ser rápidos, diligentes y constructivos.

Lo primero será explorar las posibilidades de entendimiento tanto con los socialistas como con las "diferentes fuerzas" con las que Rajoy se plantea dialogar. En busca de un pacto de "amplio apoyo" que garantice la gobernabilidad durante cuatro años, el jefe del Ejecutivo en funciones no cierra la puerta a sentarse con partidos como el PNV o Coalición Canaria, ni tampoco limita las materias que podría formar parte de la negociación. El vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, valoraba ayer la posibilidad de hablar incluso sobre la reforma constitucional y la laboral. "Mi disposición está abierta, quiero escucharles a todos y no debo decir antes lo que se puede hacer o no", asegura el presidente.

Y de mostrar los líderes políticos voluntad de acuerdo, Rajoy avanza que nombrará entonces una comisión negociadora, algo que ni tan siquiera llegó a plantearse tras el 20 de diciembre. "Lógicamente no se puede hacer una reunión con nadie si ya para empezar dice 'no quiero saber absolutamente nada de usted', entonces ya no habrá comisión negociadora, pero yo estoy absolutamente convencido de que eso no se va a producir, porque ya estaríamos en una situación realmente preocupante", ha advertido el jefe del Ejecutivo.

A su entender, constituir el Gobierno es ya una cuestión urgente, que habrá que abordar "sin prisa pero sin pausa", cuando desde el verano pasado no se ha aprobado ningún nuevo proyecto de ley y es necesario abordar un tema fundamental. "No podemos estar el mes de agosto y septiembre, porque esto no tiene ningún sentido, hay que preparar ya los Presupuestos del año 2017 y presentarlos antes del 1 de octubre", ha urgido. Rajoy es consciente de que sin suficientes diputados para sacar adelante las cuentas, requiere la connivencia de los partidos. "Hay que intentar acordarlos -insiste-, porque se necesita mayoría para poder aprobarlos y lógicamente todo eso lleva un tiempo".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos