Susana Díaz avisa de que aún se siente legitimada para liderar el PSOE

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. /
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

La presidenta de la Junta insinúa que en la situación de Sánchez ella habría dimitido

PAULA DE LAS HERASMadrid

No hay prisa. Nadie exigirá de inmediato la celebración del congreso del PSOE, pendiente desde el pasado febrero, para expulsar a Pedro Sánchez de la secretaria general. Pero Susana Díaz, la dirigente más crítica con su labor, se ha esforzado en lanzar esta mañana un mensaje claro a la actual dirección del partido: que no se resigna; que aún se siente legitimada para plantarles cara, pese a la victoria del PP en Andalucía este domingo, y que está preparada para hacerlo cualquiera que sea la fecha que elijan para la batalla.

MÁS INFORMACIÓN

La dirigente andaluza ha defendido, en una entrevista en la Ser, que los malos resultados de su partido en las elecciones del domingo -en las que volvió a agujerear su suelo y bajó a los 85 escaños- les obligan a irse a la oposición, pero que ese escenario debe suponer una oportunidad para "reconstruir el PSOE y volver a tener un proyecto alternativo de gobierno que darle España". "España -ha llegado a decir- necesita un PSOE diferente".

En Ferraz muchos entendieron que las cifras de Andalucía harían a la líder de la oposición interna replegarse. Por primera vez desde que asumió la secretaría general del PSOE andaluz, los socialistas no han sido la primera fuerza en la región. Ya no puede considerarse invicta. Sin embargo, ella ha hecho valer que, en su tierra, la diferencia respecto al PP, y también respecto a Unidos Podemos, es muy superior a la de la media de España. Y, en todo caso, ha cargado sobre los lomos de Sánchez el éxito de la campaña del miedo de Mariano Rajoy.

A su juicio, la "mera hipótesis" de que el PSOE pudiera conformar un Gobierno con Podemos (algo que ella trató de evitar tras las generales del 20 de diciembre) ha "perjudicado" las opciones del PSOE. Y frente a ese temor, no ha sido suficiente que ella se dejara la piel "dando la vuelta cuatro veces" a Andalucía. "Perdone que me sonría -ha dicho a la pregunta de si se siente debilitada para optar a dirigir el PSOE-. Cualquier elección la voy a vivir en primera persona, pero en esta no era candidata yo aunque trabajara como si lo fuera". "Es evidente -ha añadido- que la gente sabe distinguir en cada momento lo que vota y a qué se está votando, si es su ayuntamiento, su comunidad autónoma o, en este caso, el Gobierno de España".

«Estaré aquí mientras sea útil»

Tampoco se ha resistido a insinuar que lo más digno para Sánchez sería retirarse y dar paso a alguien con más capacidad. "Yo no le voy a decir a nadie lo que tiene que hacer", ha apuntado cuando se le ha planeado la dimisión del secretario general. Y, a continuación, ha apostillado: "Yo estaré en este partido mientras sea útil, y el día que no lo sea nadie me lo va a decir".

En Ferraz, según una información del Huffington Post, llegaron a plantearse este domingo convocar el congreso del partido en julio para no dar a los críticos margen de reacción y garantizarse la permanencia del hoy líder del partido. Pero finalmente, lo descartaron. Están convencidos de que, una vez más, Sánchez ganará el pulso aunque admiten que probablemente deba sacrificar algunas piezas y, entre ellas, suena el nombre del secretario de Organización, César Luena.

"Rajoy no puede estar a verlas venir esperando que los demás le solucionen los problemas", ha advertido la socialista en una entrevista en la Cadena Ser, quien ha dicho que "no se puede poner en los hombros de un partido que ha conseguido 85 escaños -el PSOE- la responsabilidad de quien ha ganado las elecciones". "Todo el mundo mira al PSOE pero nadie mira a Rajoy que es que tiene la responsabilidad de buscar esos apoyos", ha apostillado Susana Díaz.

De la misma manera, tras señalar que los ciudadanos han colocado al PSOE en la oposición, la líder de los socialistas andaluces ha dicho, sobre el secretario general del partido, Pedro Sánchez, que ella no va a decirle a nadie "qué tiene que hacer" pero que está convencida de que "se ha esforzado y ha trabajado mucho, y lo habrá hecho pensando en lo que es mejor para España".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos