Rajoy reclama a los partidos que se «tranquilicen» para comenzar a negociar «sin presión»

Mariano Rajoy. /
Mariano Rajoy.

El presidente replica a Rivera que no va a entrar en “debates ni disputas” sobre vetos y confía en que al menos se deje gobernar al PP en minoría porque ir a elecciones sería un “disparate”

NURIA VEGAbruselas

Las primeras veinticuatro horas después de las elecciones no han despejado el panorama sobre la fórmula que permitirá la constitución del Gobierno. Tanto PSOE como Ciudadanos han reiterado su rechazo a facilitar un Ejecutivo de Mariano Rajoy y, con los vetos sobrevolando los contactos iniciales, el presidente del PP pide calma a los partidos. Yo creo que todo el mundo debe tranquilizarse, ha recomendado el líder de los populares a su llegada a Bruselas.

MÁS INFORMACIÓN

Poco después de que el representante de Ciudadanos, Albert Rivera, dejara la pelota de la gobernabilidad en el tejado del PSOE, Rajoy ha descartado entrar en debates ni en disputas y valorar las líneas rojas que se van trazando. Desde la cautela que mantiene desde ayer con la vista puesta en conservar la Moncloa, el jefe del Ejecutivo en funciones apuesta por empezar a negociar sin presión y sin radiar cada avance a través de los medios de comunicación.

Su posición de partida no ha variado, sobre todo después de haber mejorado su marca en las urnas. Yo -ha reiterado- reivindico el derecho a gobernar porque hemos ganado las elecciones con más de dos millones y medio de votos sobre el segundo. Y la propuesta del PP pasa por una coalición fuerte con el PSOE, a la que podría sumarse Ciudadanos, para gobernar con holgura durante los próximos cuatro años. Pero de no lograr esa alianza, Rajoy no renuncia a liderar un Ejecutivo en minoría. Aunque lo tenga que hacer en situación de dificultad, porque ir a próximas elecciones como consecuencia de la cerrazón de alguien sería un disparate que no íbamos a olvidar en España en muchísimos años, ha advertido.

El presidente se encuentra en Bruselas con motivo del Consejo Europeo que analizará entre hoy y mañana la respuesta a la decisión del Reino Unido de abandonar la UE. Antes del arranque de la cita, Rajoy se ha reunido, además, con los líderes del Partido Popular Europeo, un espacio cómodo para el dirigente español dos días después de ganar las elecciones generales.

Una vez vuelva a España, el jefe del Ejecutivo tiene previsto telefonear en primer lugar a los socialistas y, después, al resto de líderes para comenzar a negociar. Sus cálculos pasan por que el nuevo Gabinete esté listo a finales de julio o, como tarde, a principios de agosto. Yo lo que quiero es que haya un Gobierno y que ese Gobierno se constituya pronto porque ya llevamos siete meses en funciones y mucho tiempo sin presentar proyectos de ley en las Cortes -ha recordado-, y a mí me gustaría un Gobierno con el mayor respaldo parlamentario posible porque hay decisiones importantes que abordar. Para ello, demanda de sus adversarios sentido común y confía en que impere la razón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos