Trump renueva su compromiso electoral sobre el muro y Obamacare

Trump en la ciudad de Fayetteville (Carolina del Norte)./
Trump en la ciudad de Fayetteville (Carolina del Norte).

Promete reconstruir el aparato militar para hacerlo "fuerte de nuevo" y derrotar al Daesh, mano dura contra la inmigración ilegal y una reducción de impuestos sin precedentes

EFEWashington

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha renovado sus promesas ante los votantes de Carolina del Norte que lo impulsaron a la Casa Blanca contra todo pronóstico el pasado 8 de noviembre ante la demócrata Hillary Clinton.

más información

"Os pido que soñéis otra vez en grande, os pido que creáis en vosotros, que creáis en vuestro país y que creáis en vuestro futuro. Tenemos un gran futuro. Vamos a hacer a los Estados Unidos fuertes otra vez y ricos otra vez", ha apuntado Trump.

En el segundo mitin de su "gira de agradecimiento", celebrado en la ciudad de Fayetteville, cuya economía gira alrededor del sector defensa y con un gran peso demográfico de militares, el presidente electo renovó los compromisos asumidos durante la campaña.

El excéntrico multimillonario prometió reconstruir el aparato militar para hacerlo "fuerte de nuevo" y derrotar al Estado Islámico, mano dura contra la inmigración ilegal y un muro en la frontera, una reducción de impuestos sin precedentes, derogar Obamacare (la reforma sanitaria del todavía presidente, Barack Obama) y detener la sangría de la deslocalización industrial.

"Vamos a defender nuestros puestos de trabajo, tenemos que afrontarlo casi como una guerra", dijo Trump, que también ofreció dignificar la vida de los veteranos de guerra, a los que prometió un sistema sanitario de primera y sin esperas: "Vais a ver un cambio como nunca antes lo habéis visto".

Evita provocaciones contra Clinton

Además, el presidente presumió de haber logrado una inversión de unos 50.000 millones de dólares en Estados Unidos por parte del grupo japonés SoftBank, que permitirá crear 50.000 nuevos puestos de trabajo, algo que no habría sucedido de no haber ganado él las elecciones, aseguró.

Trump se ciñó al guion (o a los teleprómpters) y en un llamado a "sanar las divisiones y unir al país" evitó las habituales provocaciones contra Clinton, los demócratas o los medios de comunicación que sí utilizó la semana pasada en Ohio, durante su primer mitin de la gira.

Con un discurso muy centrado en las Fuerzas Armadas, Trump oficializó el nombre de su elegido para hacerse cargo del Pentágono, el general James Mattis, más conocido como "Perro Loco", cuyo nombramiento requiere una exención por parte del Congreso por llevar retirado menos de siete años.

"Qué gran tipo, va a ser increíble. Le van a dar esa exención, ¿cierto? Se la van a dar. Si no le dan esa exención van a hacer que se enfade un montón de gente. Qué elección tan popular", dijo Trump, en un mensaje dirigido al Congreso.

Mattis, comandó las primeras tropas estadounidenses en las invasiones de Afganistán en 2001 e Irak en 2003, y en 2010 fue nombrado jefe del Mando Central, encargado de las operaciones en Oriente Medio, aunque lo forzaron a retirarse antes de tiempo por tensiones con la Administración Obama acerca de Irán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos