La supresión del Impuesto de Sucesiones y un gran Pacto de Estado por la Despoblación, los dos grandes anuncios de Rivera en Ávila.

El líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, durante su intervención hoy en Ávila después del 'Paseo Ciudadano' por las calles de la ciudad. /Leticia Pérez / ICAL
El líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, durante su intervención hoy en Ávila después del 'Paseo Ciudadano' por las calles de la ciudad. / Leticia Pérez / ICAL

El líder de Ciudadanos ha estado esta mañana en la capital abulense, donde ha anunciado que pondrá en marcha estas dos medidas si cuenta con los votos suficientes en las próximas elecciones.

PAULA VELASCOÁvila

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha estado esta mañana en Ávila, una de las ciudades donde el partido ha obtenido uno de los mejores resultados, según palabras de Rivera, que se une al crecimiento en «número de escaños en proporción a las anteriores elecciones» en el ámbito regional.

En su visita para apoyar a los candidatos a las Elecciones Autonómicas y Municipales, Francisco Igea y Carlos López, respectivamente, Rivera ha anunciado dos propuestas que pondrá en marcha si alcanza los votos suficientes en las próximas elecciones.

La primera de ellas será la supresión del Impuesto de Sucesiones. Según el líder naranja «no tiene sentido que el Partido Popular siga manteniendo un impuesto que ya hemos quitado en Andalucía, Murcia…». Al contrario que Pedro Sánchez e Iglesias, ha explicado, que ya han anunciado «recuperarlo en algunas comunidades y subirlo», Ciudadanos propone eliminar algo que «duplica la imposición, carga a las familias de un peso que ya han pagado y que es injusto».

En el ámbito regional, Rivera ha anunciado también la propuesta de una Comisión Parlamentaria para que con un gran pacto de Estado «todos los grupos vayamos a luchar contra la despoblación; da igual la ideología y etiqueta política». Para ello, ha anunciado llevar algunas medidas como bajar un 60% el IRPF a aquellos que se queden a vivir en pueblos de menos de cinco mil habitantes, «tarifa súper reducida para mujeres del mundo rural que solo pagarán treinta euros por ser autónomas», o banda ancha en todo el territorio de España.

Rivera confía en que «en una década, con un Pacto Nacional contra la Despoblación va a revertir esa marcha de personas», y va a provocar que la gente se quede y quiera vivir «en estas maravillosas tierras» donde el único motivo para irse es la falta de «oportunidades, no poder dar servicios a tus hijos, no tener trabajo o no poder montar una empresa».

Albert Rivera visita Ávila.
Albert Rivera visita Ávila. / Leticia Pérez / ICAL

 

Vigilancia a Sánchez

Albert Rivera ha asegurado igualmente en su discurso que este país necesita «un contrapeso a las exigencias de Iglesias y Sánchez «para subir impuestos o dar concesiones a los separatistas». Por esta razón ha anunciado una oposición «fuete, limpia de corrupción y libre de mochilas», en la que «vamos a ser su sombra y vigilar con lupa», pero sobre todo «una oposición que sepa que cuándo España está por delante hay que ponerse la camiseta de España y no la camiseta de Ciudadanos».

Primarias Castilla y León

A la pregunta de una periodista sobre si se aclarará «quién está detrás del pucherazo de Castilla y León», Rivera ha comentado que ya «cerramos ese asunto», en el que hubo una resolución del Comité de Garantías. En este sentido ha asegurado que cuando esto existe, «asumimos todos los militantes a favor o en contra de un candidato u otro y yo pedí que cerráramos filas en torno al candidato que había salió elegido y designado con el 52 por ciento de los votos», por lo que hay que «acatar, respetar y cumplir lo que dice ese órgano»