Debate de El Norte

Rifirrafe entre Pilar del Olmo y Óscar Puente por las políticas de igualdad

Debate entre los candidatos a la Alcaldía de Valladolid, en la sede de El Norte de Castilla. / GABRIEL VILLAMIL

El equipo de Gobierno presume de cuatro años de gestión y Del Olmo avisa de que no habrá «ni un paso atrás»

VÍCTOR VELA y LORENA SANCHOValladolid

Escuelas infantiles, apoyo a las personas mayores, educación de adultos. Las políticas sociales centraron buena parte de un debate que, en este apartado, inauguró Miguel Holgín (Podemos). «Es fundamental que recuperemos todos los derechos que se han ido perdiendo por el camino. La crisis y la situación económica han afectado a los más débiles de la ciudad y la llamada recuperación no ha llegado a todos por igual.Aquí, el Ayuntamiento no ha estado a la altura y buena parte de lo conseguido ha sido gracias al tejido asociativo». «Esperaba más de este equipo de Gobierno. Es lógico que presuman de que han mejorado la atención, pero es porque antes no se hacía nada. Nos hemos quedado cortos. Si hay algo que tiene que ser de gestión pública es la atención a los desfavorecidos y por eso es necesario que se remunicipalicen los servicios sociales», defendió Holguín, quien reclamó mejores condiciones laborales para los trabajadores de teleasistencia o ayuda a domicilio.

Manuel Saravia (Toma la Palabra) reconoció que «una exigencia para el próximo mandato será controlar mucho más desde el Ayuntamiento la situación laboral en la que se encuentran todos los trabajadores que prestan servicios al Consistorio». Pero ensalzó el trabajo realizado por el equipo de Gobierno del que forma parte: «Los servicios sociales implican a todas las áreas, y lo hemos demostrado con bonificaciones y políticas de precios para familias vulnerables en el agua, el transporte público, los cementerios y la vivienda. La vivienda es un aspecto importante en la lucha contra las desigualdades. Hemos incremento de 12 a 174 las del parque social, hemos fomentado el alquiler social para que los hogares no tengan que dedicar más del 30% de sus ingresos a pagar un piso y hemos diseñado un programa de alquiler con un precio máximo de 450 euros que favorece tanto a propietarios como a inquilinos. Y en el próximo mandato, fomentaremos los proyectos de viviendas colaborativas que, como en otros puntos de Europa, proponen nuevas formas de vivienda con alojamientos separados para dormir y espacios compartidos. Es algo que tradicionalmente se plantea para las personas mayores, pero que pueden ser intergeneracionales».

Fernández Antolín (Ciudadanos) apostó por mejorar las políticas de conciliación con cheques guardería y gratuidad en la educación de cero a tres años. Además, apeló a medidas para «cuidar de los cuidadores», apuntó a la necesidad de aprovechar la «multiculturalidad de la ciudad», la creación de una tarjeta social para quienes están en riesgo de vulnerabilidad y facilitar su acceso a prestaciones sin tantos trámites burocráticos, con mejor conexión entre servicios sociales, centros de atención primaria y el tercer sector.

Óscar Puente presumió de gestión (más que en ninguna otra área o acción de Gobierno): «Cuando llegamos había 28.000 parados. Ahora son diez mil menos. Y con diez mil parados menos, hemos incrementado en ocho millones el dinero destinado a políticas sociales, de 18 a 26 millones. Esos datos se traducen en ayudas de material escolar (1.400 familias), en que haya 1.500 personas más en ayuda a domicilio. El compromiso de la Junta era financiar el 90% y solo paga el 60%. El resto lo hemos asumido nosotros para no dejar a nadie tirado porque hay 700 personas en lista de espera. Hemos creado ayudas contra la pobreza energética.Hemos mejorado la red de centros de mayores (con el nuevo de Fray Luis de León, la reforma de La Victoria y San Juan y los previstos en La Rondilla y Parquesol). Y hemos anticipado el pago de la renta garantizada de ciudadanía porque la Junta tarda seis meses en pagar».

«El compromiso de la Junta es resolver en menos de tres meses», terció Pilar del Olmo (PP), quien puso el acento en las políticas de atención a personas mayores. «Vamos a crear una concejalía específica y a reforzar de verdad los centros de mayores, que han perdido servicios durante los últimos años. Ustedes han quitado los de peluquería y podología y ya hemos anunciado que, de forma progresiva, vamos a implantar también el de fisioterapia». Del Olmo reprochó a Puente sus cálculos sobre las aportaciones económicas a políticas sociales. «La Junta inyecta once millones y usted siempre devuelve algo de dinero, sobre todo en el apartado de personal, porque no es capaz de justificar los gastos. Y me gustaría decir algo más: plena igualdad y violencia cero contra las mujeres», indicó Del Olmo.

Y aquí se inició un cara a cara con Puente.

–Puente: «Lo prioritario no es la podología, sino la educación de adultos que ustedes iban a suprimir y que recuperamos cuando llegamos al Gobierno. Y respecto a las políticas de igualdad, hemos abierto el centro de igualdad que ustedes destruyeron en 1995 al llegar al Gobierno».

–Del Olmo: «No le admito que diga que nosotros destruimos. Yo me presento por primera vez. Soy Pilar del Olmo y violencia cero. Y voy a defender todo lo que sea para proteger a las mujeres de los comportamientos machistas».

–Puente: «¿No pactará con Vox y rebobinará en las políticas de igualdad, como en Andalucía? ¿Cerrará el centro de igualdad si se lo pide Vox?

–Del Olmo: «Yo no soy de Vox. Primero, voy a ganar las elecciones y al día siguiente me reuniré con todos. No tengo ningún problema. Vemos los programas. Que coincidimos, fenomenal. Que no, ya veremos.Pero, violencia cero. Yo no soy Vox. Ni un paso atrás en la violencia de género. El PP ha recibido muchas críticas por la desigualdad, pero soy la única mujer que hay aquí».

–Puente: «Eso no garantiza nada. Usted era una mujer del PP que ocupaba un cargo muy importante cuando nuestro alcalde [Javier León de la Riva] vejaba a las mujeres de toda España con sus declaraciones. Jamás le he oído a usted salir en defensa de las mujeres de este país. Por tanto, ser mujer en este caso no supone nada».

–Del Olmo: «¿Jamás me ha oído? No ha escuchado, lo siento».

–Puente: «Yo sí tuve que salir a defender a las mujeres de mi ciudad a las que el alcalde decía que no se atrevía a subir en un ascensor con ellas por si se quitaban la falda. Y usted guardó silencio. Esa es su aportación en materia de igualdad».

–Del Olmo: «Sus compañeros del PSOE me han llamado 'señora Chanel' en las Cortes».

–Puente: «Yo no lo he oído».

–Del Olmo: «Porque no escucha».

–Puente: «Pero si lo hubiera oído, habría salido en su defensa».

–Del Olmo: «Pues tuvo que salir en defensa mía alguien de Podemos. Me da hasta vergüenza decirlo aquí. Pero sus compañeros en las Cortes me han insultado, me han vejado. Yjamás ha salido nadie en defensa mía».

–Holguín: «No se avergüence de que Podemos haya salido en su defensa».

–Del Olmo: «Mujeres de mi partido y mujeres de Podemos».