Debate de El Norte

El reto de la digitalización frente al cierre de tiendas en Valladolid

Óscar Puente, Pilar del Olmo, Manuel Saravia, Miguel Holguín y Martín Fernández, durante el debate celebrado en El Norte de Castilla. / RAMÓN GÓMEZ

Las facilidades de acceder al centro en vehículo privado y la apertura de festivos, principales diferencias entre partidos

LORENA SANCHO y VÍCTOR VELAValladolid

No hubo discusión alguna en reconocer el importante papel que juega el comercio de proximidad en la articulación de la ciudad, tanto desde el punto de vista económico como en su capacidad para generar calidad de vida en el centro y los barrios. Las cifras más recientes hablan de 4.200 establecimientos y 33.000 trabajadores; de ellos, diez mil autónomos, 17.000 asalariados en el sector minorista y otros seis mil en cadenas y centros comerciales. Pero sí que se constataron diferentes recetas para proteger e incentivar un sector golpeado primero por la crisis y herido por el empuje de las grandes superficies y del comercio por Internet.

Abrió este tramo del debate Pilar del Olmo (PP), quien dibujó la situación actual, «en la que cada vez hay menos clientes y menos empuje y actividad». «Es necesario un plan de modernización del comercio, incentivar la celebración de eventos en la calle para fomentar la experiencia de compra, ayudar a que el comercio de proximidad esté en las nuevas plataformas tecnológicas y la venta por Internet, habilitar ludotecas en espacios municipales y servicios de consigna, crear una plataforma accesible en los móviles donde el comercio y la hostelería puedan informar de sus horarios y ofertas». Anunció su intención de crear una concejalía de Industria, Comercio yTurismo.

Miguel Holguín (Podemos) reconoce en el comercio uno de los tejidos productivos más importantes y entiende que su defensa es fundamental en un modelo de ciudad compacta que potencie la vida en el centro, pero también en los barrios, «donde por desgracia cada vez hay más locales vacíos». «Habría que adoptar medidas que pongan en el mercado más locales, para evitar que estén en las manos de grandes empresas que inflan los precios». Propone así acciones similares a la bolsa de alquiler de pisos. «Para eso, los barrios tienen que tener comercio, actividades culturales. Y han de tener gente. Si la gente se va a buscarse la vida fuera, es difícil que compre en el comercio de aquí. Cuando se saca pecho de lo que ha bajado el paro en Valladolid, también es porque mucha gente se ha tenido que ir fuera», añadió.

Martín Fernández Antolín (Ciudadanos) apeló al concepto de «entropía social» para convertir el centro en una «zona comercial abierta» que invite a disfrutar del ocio, pasear y hacer compras. «Junto a esto, es imprescindible la digitalización del comercio, porque si no, es imposible que compita en un mercado global. Por eso, proponemos medidas de formación y apoyo al sector en la digitalización para que sea más competitivo». Y aseguró que hay que dar facilidades a los ciudadanos que quieren acceder al centro para hacer sus compras. «También los que vienen del alfoz, de Simancas, Arroyo o Zaratán, y que necesitan aparcamientos disuasorios donde dejar el coche para luego moverse por la ciudad. Hay que trabajar en ese aspecto y los últimos han sido cuatro años perdidos», añadió. Del Olmo (PP) ahondó en esta idea: «Es complicado hacer la compra si no se tiene un sitio para dejar el coche. «No vamos a cerrar el centro de manera arbitraria», insistió con un asunto abordado también en el tramo del debate dedicado a limpieza y medio ambiente.

Manuel Saravia (Toma la Palabra) abogó por «crear equilibrio entre los formatos comerciales» y aseguró que los centros comerciales no contribuyen a ello. «Hay que limitar la expansión de las grandes superficies, como hemos hecho con la ampliación de Vallsur». Junto a esto, defendió la revitalización de los mercados municipales («como con la reforma del de La Rondilla») y las ayudas para acceder a la venta 'on line' y las nuevas modalidades de distribución. Además, desde Toma la Palabra proponen la creación de una moneda social (funciona en Barcelona) con la que los comercios adheridos a ella ofrezcan ventajas a los clientes.

Óscar Puente (PSOE) criticó a la candidata del PP por su papel, como consejera en la Junta, al «vaciar el centro y llevarse servicios a la Perla Negra, en un páramo de Arroyo solo para beneficiar los bolsillos de algunos» y por «negarse a rebajar a menos de doce las aperturas del comercio en domingos y festivos». «Me comprometo a que no saldrán del casco urbano los equipamientos públicos importantes», dijo Puente, quien defendió además sus apuestas para llenar las calles de actividades como en la Navidad». «Usted no ha inventado nada:la Navidad, el Teatro de Calle, el certamen de pinchos o Pingüinos son anteriores a su etapa», reprochó Del Olmo.Puente replicó:«Yo no he inventado Pingüinos, pero lo he recuperado en un emplazamiento legal porque ustedes se lo cargaron».