Debate de El Norte

Posturas enfrentadas y acusación mutua de mentir entre PP y PSOE por el soterramiento de Valladolid

Óscar Puente, Pilar del Olmo, Manuel Saravia, Miguel Holguín y Martín Fernández Antolín, antes de comenzar el debate en El Norte de Castilla. / RAMÓN GÓMEZ

Puente y Del Olmo se enzarzaron sobre la financiación y Podemos acusó a Toma la Palabra de cambiar de postura «de la noche a la mañana»

LORENA SANCHO y VÍCTOR VELAValladolid

El debate celebrado en El Norte de Castilla sirvió para poner sobre la mesa los dos modelos (incluso un tercero ahora por parte de Ciudadanos) que los partidos políticos que se disputan la Alcaldía tienen para eliminar las vías del tren a su paso por la ciudad de Valladolid. ¿Soterramiento sí o no? Es, sin duda, el arma más utilizada en la campaña electoral y, como cabía esperar, desencadenó los primeros enfrentamientos dialécticos entre algunos de los candidatos.

Bloques a debate

Tanto Pilar del Olmo, del PP, como Miguel Holguín, de Podemos, coinciden en que el soterramiento es viable y es solo cuestión de saber buscar la financiación. «Yo sí tengo la fórmula financiera, que de eso sé un poquito», presumió la candidata del PP tras acusar a Óscar Puente (PSOE) y Manuel Saravia (Toma la Palabra) de no saber conseguir los fondos con el Banco Europeo de Inversiones. «Y solo con lo que han dejado de ejecutar estos cuatro años en el Ayuntamiento se hubiera pagado el soterramiento», añadió.

Asintió Holguín, de Podemos, quien cuestionó las cifras aportadas por el gobierno municipal sobre el coste de enterrar las vías porque «no existe un documento donde aparezcan los 1.500 millones», y arremetió contra la coalición municipal, especialmente contra Toma la Palabra, por «cambiar de postura de la noche a la mañana» y aplicar «un 155» a la ciudad. «No hay proyecto y alguien con nocturnidad y alevosía decidió no hacerlo porque había que pagar la deuda con Adif. En Murcia el Ayuntamiento sufraga el 8% de los gastos y en Valladolid el 25%, hay que renegociar», sostuvo el candidato de Podemos.

Tanto Óscar Puente como Manuel Saravia, de Toma la Palabra, incidieron en ser «honestos» con los ciudadanos y no «vender el timo de la estampita» con un proyecto irrealizable. Acusó así Puente a Pilar del Olmo de sacar a relucir «lo peor de la política, que es la mentira y la ilegalidad» y le recordó que el anterior alcalde, Javier León de la Riva, fue absuelto por falsedad documental sobre los avales del soterramiento porque había prescrito. «Sigue usted la misma estrategia y sigue mintiendo. ¿Por qué pone el Ayuntamiento del Murcia el 8%? Porque es la participación que tiene en la sociedad Murcia Alta Velocidad. Y aunque Adif ponga el 66%, son menos que los 400 millones de euros que ha puesto en Valladolid para pagar la deuda que ustedes dejaron», argumentó el socialista con un tono contudente hacia Pilar del Olmo. Y prosiguió, esta vez, mediante su gestión como consejera de Hacienda, «que lo único que ha comprometido han sido 75 millones para la integración del ferrocarril», por lo que el candidato socialista admitió haber decidido «acabar con esta farsa» y ser gobernantes «responsables» y decir que no es posible. «Me sorprende que un partido como el suyo, que ha gobernado tantos años y ha sido el máximo responsable de que no se haya hecho, juegue de forma tan irresponsable».

En su posterior turno de palabra, fue la candidata del PP quien acusó al alcalde y cabeza de lista socialista de mentir «de verdad». Primero, dijo, porque prometió el soterramiento en 2011 ante notario, y ahora porque «el Ayuntamiento de Murcia tiene en la sociedad de Alta Velocidad el mismo porcentaje que Valladolid, así que otra mentira». Advirtió así de que los vallisoletanos quieren el soterramiento «y lo vamos a hacer».

De «poco honesto» calificó Manuel Saravia, de Toma la Pabla, hablar de soterramiento «sin traer la financiación bajo el brazo», pues aseguró que «no es tan fácil como decir que no se ha buscado», y reprochó al candidato de Podemos que hablara de que se habían tomado las decisiones con nocturnidad y alevosía. «Eso no, porque miembros de su partido han estado en todas las comisiones».

Una solución intermedia entre el soterramiento total y la integración en superficie es la apuesta de Ciudadanos, quien expuso en el debate la posibilidad de enterrar las vías por fases, «dando soluciones reales», en lugar de realizar una política «a corto plazo» donde, según dijo, «se juega con la ilusión de los ciudadanos».

No convenció su argumento a Óscar Puente y precisó que jugar con las ilusiones «es decir que se hará un soterramiento por fases y no especificar ni cuándo ni cómo». «Nosotros ponemos fin a la mentira y en los próximos cuatro años habrá una integración que permitirá pasos dignos y no esperar quimeras», apostilló el candidato socialista.