Pictogramas inclusivos para las elecciones

La pedagoga Ana Cañas muestra uno de los programas a una alumna. /Óscar Costa
La pedagoga Ana Cañas muestra uno de los programas a una alumna. / Óscar Costa

Aspace da a conocer a votantescon diversidad funcional las propuestas de los partidos en programas de lectura fácil

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Aspace Segovia, una asociación que atiende a personas con parálisis cerebral y otras enfermedades, ha creado esta semana un programa a través de una pedagoga para explicar y resolver dudas sobre los programas electorales de las elecciones municipales del domingo a personas con diversidad funcional. Para ello, se sirven de unos programas de lectura fácil que les han suministrado la mayoría de los partidos contendientes en la capital. «No solo hay que dar importancia al derecho al voto que tienen estos chicos, sino el derecho a conocer lo que están votando. Ellos ya ganaron el derecho a votar, pero no es fácil acceder a esa información», resume la pedagoga Ana Cañas, encargada del taller.

El proyecto consiste en dar a los miembros de la asociación este formato del programa, tanto en la sede del colectivo, en la plaza Echegaray de San Millán, como a domicilio. Es un texto muy reducido que resume propuestas a través de unas pocas palabras o pictogramas. «Es un lenguaje menos técnico, más cercano», resume la pedagoga. «Hay muchos chicos que no tienen adquirida la alfabetización pero sí se comunican a través de una imagen y saben construir frases». Cañas pone como ejemplo un pictograma del programa de Podemos que transmitía su intención de dar accesibilidad a los parques de la ciudad a través de los dibujos de un parque, un niño en silla de ruedas y un gran columpio donde meter esa silla. Todos los partidos incluyen formatos muy visuales, a través de espacios destacados con otros colores y el uso de la negrita para resaltar conceptos. La asociación agradece el gesto a los partidos políticos municipales para una decena de votantes. PP, PSOE, Izquierda Unida, Centrados y Podemos han llevado sus programas.

El día de la votación, la asociación facilitará un asistente personal, en colaboración con Neurofuturo, para acompañar a los socios a votar. La idea es fomentar su autonomía, si así lo desean. «No es algo habitual, siempre son los padres los que les acompañan y les meten la papeleta en el sobre. Si van con una persona ajena a su entorno familiar, son más independientes». En las charlas, la asociación se centra «en lo que más les llega», en especial lo referente a accesibilidad. «No nos metemos en temas económicos u otros más complicados por la realidad que vivimos. Transmitimos las ideas que les pueden afectar dentro de sus necesidades».

El proyecto ha surgido en un tiempo exprés, pero nace con visos de continuidad. «Queremos que esto siga en el tiempo y que lo hagan más asociaciones. Es importante poder contar con un espacio para chicos con necesidades educativas especiales o diversidad funcional, que no solo voten sino entiendan lo que significa». Cañas, que ha tenido que empaparse de las propuestas municipales para hacer su labor pedagógica, valora que cada vez sean más los partidos políticos que se implican en «tener consciencia» de esta población. «Otras veces no se hablaba tanto de ello. Hay algún vacío, pero cada vez son más los que se preocupan porque la sociedad sea más accesible e inclusiva».