Debate de El Norte

Los partidos políticos debaten ante las elecciones: ¿Están las calles de Valladolid sucias?

Óscar Puente, Pilar del Olmo, Manuel Saravia, Miguel Holguín y Martín Fernández Antolín, durante el debate. / RAMÓN GÓMEZ

Pilar del Olmo aboga por un plan de choque para limpiar la ciudad y Puente le acusa de intentar abrir la puerta a la privatización del servicio

LORENA SANCHO y VÍCTOR VELAValladolid

La limpieza de la ciudad ha sido uno de los temas más incisivos de la oposición durante estos cuatro años de gobierno de Óscar Puente al frente del Ayuntamiento de Valladolid. ¿Pero está la ciudad más sucia que antes? Tanto el alcalde y teniente de alcalde, candidatos del PSOE y Toma la Palabra, respectivamente, coincidieron en que es un tema recurrente para «politizar» desde el minuto uno del mandato. «El primer mes ya nos dijeron que la ciudad estaba más sucia. Es una campaña de desprestigio, de construir una sensación de que hay mayor suciedad», defendió Saravia, quien argumentó con cifras la apuesta del Gobierno municipal por el servicio: «Hemos invertido cinco millones de euros en nuevo material, cinco veces más que el anterior gobierno», añadió.

Un paso más allá fue Óscar Puente al afirmar que detrás de esta campaña hay «un interés claro de privatizar la limpieza, igual que con el agua» y argumentó que en manos de una gestión pública es más eficiente. «Nos cuesta 34 euros por habitante al año, con un grado de satisfacción del 64% de los ciudadanos, mientras que hace cuatro años, cuando se hizo este mismo estudio de la asociación de usuarios, era del 63%. En Salamanca, con gestión privada, el coste es de 97 euros», apreció.

Bloques a debate

En su defensa salió Miguel Holguín, candidato de Podemos, para que el servicio siga siendo «municipal y público». «Si entran las derechas será privatizado». Y ahí se dieron por aludidos, por un lado, Ciudadanos, quien matizó que ellos abogan por privatizar parte del servicio «solo cuando la gestión pública no sea efectiva, pero apostando primero por que sea público», y por otro el Partido Popular, cuya candidata, Pilar del Olmo, enfatizó en que «nunca» ha dicho que haya que privatizar el servicio, sino que plantean un modelo distinto para gestionar la limpieza que implique un «plan de choque al que se dediquen todos los medios con una buena planificación».

La respuesta no se hizo esperar por parte del candidato socialista, quien le acusó de querer así contratar una empresa privada para que haga el trabajo «que supuestamente no hacen los trabajadores públicos». «Porque el servicio tiene un cuadrante. ¿O va a suprimir descansos y modificar horarios? ¿O cómo va a hacer un plan de choque? Eso es abrirle la puerta a la privatización», lamentó Puente.

Pilar del Olmo se desmarcó de estas afirmaciones y dejó claro que «lo que ha dicho Puente, lo ha dicho Puente», para insistir en que la sensación en la calle es que «está más sucia» y que su propuesta pasa por «cuidar mejor los jardines, tomar medidas para controlar especies como la paloma torcaz y diseñar un mapa de contenedores e irlos soterrando».

El segundo de los epígrafes del bloque sobre limpieza abordó el medio ambiente y las medidas a adoptar para controlar la contaminación y cumplir con los objetivos marcados de cara al año 2023. Óscar Puente invitó al resto de candidatos a reflexionar sobre si de verdad creen que la contaminación es un problema para la salud e importa por encima de todo. «Habrá dos opciones, mirar a otro lado o actuar».

Pilar del Olmo fue la primera en defender que «todos intentamos proteger la salud», aunque cuestionó que sea el centro el más afectado y donde se tenga que cortar el tráfico cuando «está casi todo peatonalizado». Saravia, de Toma la Palabra, le replicó enseguida que si se declaraba entonces insumisa y no iba a cumplir la norma de cara al año 2023, lo que dio lugar a un rifirrafe a costa del programa electoral:

–Manuel Saravia: «No consigo encontrar el programa con sus propuestas, hoy a las 10 de la mañana no estaba».

–Pilar del Olmo: «A ver si me va a decir cómo tengo que presentar mi programa»

–Manuel Saravia: «Pues como ciudadano no me parece de recibo que no esté disponible, salvo a tres días de elecciones».

–Pilar del Olmo: «Me parece bien que me digan cómo presentar la campaña...La libertad es de cada candidatura, a no ser que me quiera votar y no conozca el programa».

Fue después Óscar Puente quien volvió a explicar los motivos por los que se cierra el centro al tráfico, «porque está comprobado que bajan las emisiones en todos los medidores». «Me preocupa que los comerciantes no vendan pero si tengo que conciliar los dos intereses, la salud de mis vecinos es lo primero», dijo.

Molesto se mostró Martín Fernández Antolín con las declaraciones y aseveró que ni él ni su grupo «ponen en riesgo la salud de nadie». «Tenga cuidado con esas afirmaciones», le dijo el candidato de Ciudadanos, a lo que Puente respondió que tiene buena opinión de él, pero que se refería a las políticas de su formación durante estos años.