Movilidad, espacios degradados y el valor de las zonas verdes

Juan Gascón, de Ganemos, conversa con Miriam Andrés del PSOE. /Marta Moras
Juan Gascón, de Ganemos, conversa con Miriam Andrés del PSOE. / Marta Moras

Los candidatos coinciden en la importancia de fomentar un modelo de transporte alternativo

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZ

La movilidad ciclista, la regeneración de espacios degradados, la mejora de los accesos a la ciudad o la conclusión de proyectos inacabados como La Tejera, sin olvidar el tema estrella de los últimos treinta años, el soterramiento del ferrocarril son aspectos coincidentes en los programas electorales de los principales partidos políticos palentinos, concretamente de aquellos cuatro con representación en el Ayuntamiento, PP, PSOE, Ganemos y Ciudadanos.

Más bloques del debate

Y prueba de ello se pudo ver en el debate organizado por El Norte de Castilla, en el que los candidatos fueron desgranando sus principales propuestas en materia de urbanismo y diseño de la ciudad. En este ámbito, más que debate, los candidatos se limitaron a plantear una sucesión de propuestas, en las que apenas hubo espacio para la confrontación de ideas. Quizá solo algunas puyas lanzadas por la candidata socialista Miriam Andrés contra el equipo de gobierno del PP por el estado general de mantenimiento de la ciudad. «Palencia ofrece últimamente una imagen de dejadez, abandono, tristeza y suciedad. Parece antigua», aseguró la candidata socialista, que, sin embargo, no encontró réplica por parte del candidato popular, Alfonso Polanco, muy 'centrado' en presentar una imagen de la capital palentina como ciudad moderna, respetuosa con el medio ambiente y embarcada en una estala de desarrollo sostenible.

Todos los partidos abogan por unificar un criterio para defender del soterramiento

Alguna crítica también recibió del candidato de Ciudadanos, Mario Simón, muy ácido con la parálisis que arrastran algunos de los proyectos de rehabilitación de infraestructuras, como La Tejera, la Alcoholera, la Estación de Pequeña Velocidad o incluso la antigua cárcel, que a pesar de terminada arrastra grandes deficiencias. «Tiene que dejar de ser el museo de las goteras para convertirse en un verdadero centro cultural», aseveró Simón.

Pero aunque se cruzasen algunas críticas, escasas para las que suelen lanzarse de forma habitual en las sesiones plenarias, las propuestas urbanísticas que incluyen el PP, el PSOE y Ciudadanos no representan un cambio sustancial en el modelo de ciudad, ya que las tres fuerzas políticas abogan por la regeneración del casco histórico, el desarrollo sostenible, la movilidad eléctrica, el fomento del transporte público y la recuperación de las zonas verdes.

Las propuestas, con sus matices y ángulos, no se alejan demasiado las unas de las otras, y solo rompe con ellas de forma radical el planteamiento defendido por la candidata de Ganemos, Sonia Ordóñez que plantea un modelo de ciudad diametralmente distinto, en el que priman especialmente estrategias de movilidad alternativa como la peatonalización progresiva del casco histórico de la ciudad o el desarrollo del transporte urbano, con mayor frecuencia de paso en las líneas y la implantación de un billete gratuito para todos los ciudadanos.

Polanco, que abrió el debate en esta área, incidió especialmente en la senda de desarrollo sostenible que ha iniciado el Ayuntamiento de Palencia para alcanzar los retos ambientales y de lucha contra el cambio climático planteados por los principales organismos internacionales. «Palencia tiene el modelo de ciudad que quiere la ONU y que quiere Europa», señaló Polanco, quien fue desarrollando iniciativas como el fomento del transporte ferroviario, la mejora de los accesos a la ciudad desde la A-67, con el desdoblamiento de la avenida de la Comunidad Europea, o la regeneración de diferentes áreas urbanas. Polanco anunció un próximo ARU en el barrio de San Pablo y Santa Marina e insistió en la renaturalización del caso urbano.

Por su parte, la candidata del PSOE incidió en la importancia del valor añadido que le aportan a la ciudad su amplia extensión de zonas verdes, las riberas urbanas y el Monte el Viejo, «al que desde hace unos años da pena subir», recalcó Andrés.

Asimismo, la candidata socialista, que coincidió con sus compañeros en la necesidad de una regulación de la movilidad ciclista, y puso mucho énfasis en la deficiente iluminación de algunas zonas de la ciudad, planteó medidas novedosas como la paulatina eliminación de las baldosas por pavimentos modernos de hormigón pulido.

Mientras, Sonia Ordóñez, defendió un Plan de Vivienda Social, encaminado a reactivar el mercado del alquiler, y Mario Simón centró su intervención en la conclusión de los proyectos inacabados.

Una coincidencia general fue la necesidad de que todos los grupos alcancen un punto común de acuerdo sobre el soterramiento.