Monedero afirma en Laguna que Podemos representa la lucha contra la resignación

Juan Carlos Monedero se dirige al público reunido en el salón de pleno de Laguna de Duero. /SANTIAGO BERMEJO
Juan Carlos Monedero se dirige al público reunido en el salón de pleno de Laguna de Duero. / SANTIAGO BERMEJO

El político madrileño reclama el voto para «cambiar lo que parece eterno y que es el gobierno de los grandes poderes»

JESÚS NIETO. Laguna de Duero.

El fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha afirmado esta mañana en Laguna de Duero que su formación política representa la lucha contra la resignación: «Es esencial cambiar lo que parece que es eterno, que son esos gobiernos de los grandes poderes. Los ataques que ha recibido siempre Podemos han tenido mucho que ver con que vinimos a impugnar ese estado de cosas que parece que no se pueden cambiar. Hay mucha gente que se ha instalado en la resignación y nosotros venimos a luchar contra la resignación».

Monedero acudió al salón de plenos del Ayuntamiento acompañado por el candidato de su formación a la Junta de Castilla y León, Pablo Fernández, y el candidato a la alcaldía de Laguna de Duero, Jesús Sáez. Allí, su formación organizó un encuentro con militantes y simpatizantes que recibió al político madrileño entre aplausos y gritos de «Sí se puede». El fundador del partido hizo una radiografía de la situación política en España tras la reciente constitución de Las Cortes Generales, de las que dijo que «el hemiciclo se ha convertido en un hemicirco, donde la derecha sigue pugnando por ver quién es más bruta sin ningún tipo de atisbo de proyecto de país».

De su principal rival en las próximas elecciones generales, el Partido socialista, dijo que tiene dos almas, «una de derechas y otra un poquito más progresistas y que emerja un alma o la otra depende con quién dialoga» y aseguró que cuando dialoga ellos, los militantes socialistas están más contentos. «En cambio lo grandes poderes presionan para que pacten con Ciudadanos. Y eso es un fraude. La gente reclama un gobierno de transformación que no tenga miedo.

Precisamente ese posible pacto con Ciudadanos fue también el foco en el que puso su intervención Pablo Fernández. El candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León señaló que Ciudadanos es un partido de derechas, «cada vez más de derechas» e incidió en que el Partido Socialista no despeje la incógnita y diga públicamente que quiere hacer un gobierno progresista y de izquierdas con Podemos-Equo en Castilla y León. «Lo que me preocupa es que el PSOE no descarte que va a pactar con Ciudadanos. Es más, cada día que pasa aumenta esa certidumbre de que el PSOE tiene un pacto con Ciudadanos. Eso no sería un cambio para Castilla y León, eso sería un recambio».

Por esta razón, Fernández, confía en que haya una movilización masiva del electorado progresista. «Toda esa gente que dijo 'Con Rivera no' va a votar a Podemos porque sabe que de verdad garantizaremos políticas progresistas y de izquierdas en Castilla y León» e hizo un llamamiento al electorado socialista: «Si quieren un gobierno de cambio en ese gobierno tiene que estar Podemos-Equo. Y el hecho de que Luis Tudanca no descarte un gobierno con Ciudadanos demuestra que es preciso que haya un ancla hacia políticas de izquierdas en Castilla y León y ese ancla es Podemos-Equo. Para ello, Pablo Fernández, puso como aval haber logrado echar a Rajoy de la Moncloa y haber logrado la mayor subida del salario mínimo interprofesional en este país. «Si estamos demostrando que de verdad se pueden cambiar las cosas es porque somos un proyecto coral y plural».

Para Fernández, las posturas están muy claras: «Solamente hay tres opciones: la opción de las derechas que se traduce en precariedad, despoblación, desigualdad y exilio; la opción del PSOE, el partido veleta, que vive inmerso en el baile de la yenka que da un paso a la izquierda en la campaña y la precampaña y cuatro pasos a la derecha cuando pasan las elecciones y le llama Ana Patricia Botín o la CEOE y está la verdadera opción que garantiza un gobierno de cambio y de progreso, que desarrolle políticas de izquierdas y que es Podemos-Equo».

Finalmente su compañero de partido, Juan Carlos Monedero, pidió el voto para su formación porque es la única que no tiene miedo al poder, porque no pide dinero a los bancos para hacer campaña electoral, porque no coge el teléfono a los lobbyes… «El día 26 nuestro voto vale lo mismo que el de los poderosos. Ellos votan todos los días porque manejan los medios de comunicación, los bancos, las relaciones internacionales…»

Y finalizó: «No podemos seguir soportando que se vaya la gente porque no tiene empleo, no podemos seguir soportando que a la gente se la vaya el salario en pagar unos alquileres imposibles y que encima les desahucien. Estamos cansados de ver gente que ya no puede estudiar en la universidad, estamos cansados de ver que los abuelos que tanto están ayudando a sus hijos y a sus nietos ven sus pensiones mermadas...»