«Miranda de Azán tiene identidad propia, un sentimiento de comunidad que ayuda a crecer»

José Luis Sánchez, en un parque del municipio. /WORD
José Luis Sánchez, en un parque del municipio. / WORD

José Luis Sánchez, candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía, asegura que el Ayuntamiento ha pasado de la deuda al superávit con políticas sociales, sostenibles y más participativas

ISIDRO L. SERRANO / WORDMIRANDA DE AZÁN

Cuando uno llega a Miranda de Azán lo primer que llama la atención es el cartel que, colocado justo encima del que da nombre al municipio señala que entramos en un «Municipio del Bien Común».

Ese lema y esa forma de trabajar se han convertido en la seña de identidad de un equipo de Gobierno que durante ocho años ha estado encabezado por David García, que decidió dar un paso a un lado para que sea José Luis Sánchez, actual concejal de Economía y Hacienda y Participación Ciudadana en funciones, el que encabece la lista de Izquierda Unida en las elecciones de este domingo. Una lista en la que solo seguirán tres de los actuales ediles y entrarán cuatro nuevos; y que esta integrada por cuatro hombres y tres mujeres.

Además, lo que mas sorprende en Miranda de Azán es que, en un municipio salmantino, donde el PP ha dominado hasta ahora en el mundo rural, IU tenga seis de los siete concejales, dejando claro el respaldo de los vecinos del municipio. En esta ocasión se presentarán tres partidos, IU, PP, que logró el otro concejal en las pasadas elecciones, y el PSOE.

«La primera vez que nos presentamos conseguimos cuatro concejales y en las pasadas elecciones seis, lo que demuestra que los vecinos están a gusto. Por esa responsabilidad de continuar con el proyecto integral, no ya obras concretas, sino el objetivo de conseguir que Miranda de Azán tenga un identidad propia, que no sea un municipio dormitorio.. Son procesos largos que necesitan mucho trabajo. Por eso me animé a encabezar la lista».

Miranza de Azán lleva con orgullo ser el primer municipio del mundo en el que comenzó a desarrollarse la Economía del Bien Común, que se basa en la aplicación de los valores éticos en la gestión económica. «Más transparencia, más participación, mayor sostenibilidad en el desarrollo, tanto urbanístico como económico... Al final tiene sus resultados y aquí hemos pasado de tener una deuda importante en el Ayuntamiento a tener superávit y a conseguir que el pueblo siga adelante, creciendo con una identidad propia y logrando que los vecinos tenga ese sentimiento de pertenencia a una comunidad, que es el pueblo», asegura el candidato a alcalde, José Luis Sánchez.

Hace unos cuatro años el Ayuntamiento propició una encuesta sobre la satisfacción de los vecinos y «en todos los tramos de edad destacaba una respuesta, 'este Ayuntamiento nos escucha y nos deja participar'. Quizás los vecinos no entiendan el concepto teórico de la Economía del Bien Común, pero si han notado que el Ayuntamiento es más cercano y hace las cosas de manera diferente, con más participación», destacá JSánchez.

Aunque podría parecer lo contrario, la cercanía de Miranda de Azán a la capital salmantina, es más un inconveniente que una ventaja. «La situación de Miranda de Azán es complicada. No está en lo que puede denominarse el área metropolitana, pero tampoco estamos a más de 15 kilómetros, por lo que tampoco es zona rural. Además estamos apartados de la carretera nacional y están estas lomas que dificultan, por ejemplo, la conexión a internet. Es un pueblo que necesita trabajo a nivel de infraestructuras», asegura Sánchez, que confirma que el acceso a internet y el servicio de autobús, son dos de los principales problemas del municipio. «El problema es que son dos asuntos no dependen directamente del Ayuntamiento. Hemos avanzado algo y en el tema de internet ya hay empresas que dan servicio, pero la potencia es muy baja. Y en lo del autobús hemos tomado algunas medidas y seguimos negociando con la junta y la empresa para que el servicio a la demanda funcione lo mejor posible», apunta el candidato, que añade que luego hay que seguir mejorando las dotaciones y servicios del pueblo, «las zonas verdes, las infraestructuras, municipales, las calles, los caminos...».

Como todos los municipios pequeños, Miranda de Azán necesita de la colaboración de otras instituciones como la Diputación o la Junta para complementar su pequeños presupuesto municipal. «El presupuesto actual es de unos 300.000 euros, para todo, gastos fijos e inversiones, por lo que toda subvención es bienvenida. Pero hay que moverse para buscar soluciones y ayudas, y nosotros llevamos ocho años y sabemos a dónde ir. Además, la relación con las instituciones ha sido buena, nos han ayudado y hemos tenido buen trato, especialmente con Diputación», afirma Sánchez, que asegura que con esos 300.000 euros no solo se puede dar respuesta a las necesidades de 430 vecinos, «sino que se debe. Porque una buena gestión económica te permite luego dar servicios como la ludoteca, las actividades culturales, de ocio... ».

Porque el candidato de IUasegura que ese tipo de cosas hace que la gente se quede en el pueblo, «y que luego vaya al bar de el pueblo, que compre en los comercios del pueblo... es la forma de crear comunidad y de que la economía del pueblo mejore. Pero hay que tener en cuenta, a parte de la ganadería, y la poca hostelería y comercio que tenemos, la mayoría de los vecinos trabajamos en Salamanca, y por eso lo importante es seguir alimentando ese sentimiento de comunidad. Que la gente esté bien aquí y se comprometa también a la hora de reivindicar servicios y se mueva para que el médico venga más días a la semana porque hay más tarjetas sanitarias en el pueblo..., son cosas que hay que trabajar y que hace que el pueblo crezca y sea atractivo».