Igea: «El domingo miraremos hacia atrás y veremos el camino que no volveremos a pisar en Castilla y León»

Francisco Igea, a su llegada del hotel Felipe IV, rodeado de simpatizantes y militantes. /ALBERTO MINGUEZA
Francisco Igea, a su llegada del hotel Felipe IV, rodeado de simpatizantes y militantes. / ALBERTO MINGUEZA

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta asegura que «llegó la hora de acabar con 32 años de resignación, clientelismo y soberbia»

El Norte
EL NORTEValladolid

Francisco Igea, candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, sacó a pasear este domingo palabras de Antonio Machado, en plena campaña electoral, como si versos y votos tuvieran en común algo más que la uve inicial. «El día 26 haremos camino al andar. Volveremos la vista atrás. Y veremos ese camino que nunca volveremos a pisar». Porque están convencidos en Ciudadanos de que ganarán las elecciones autonómicas «con esperanza, ilusión y la sonrisa, que es lo que mueve el mundo y lo que cambiará el futuro de Castilla y León».

Con estas ganas, con esta vertiente de Machado que tanto le gusta y con esta contundencia se mostró Igea, en el acto central de su campaña, en Valladolid, donde estuvo respaldado por trescientos militantes y simpatizantes, que aplaudieron y agitaron banderas naranjas al compás de 'Here comes the sun', melodía de los Beatles que le canta a los tiempos mejores que están por venir.

Igea advirtió de que en Castilla y León «todo es posible, puede llegar a donde sea con la esperanza, el trabajo, el esfuerzo y la capacidad de su gente», a los que apela frente al «miedo, a la venganza y a la resignación» de otros. Frente a las sombras, el sol. «Todo es posible. No solo tenemos el mejor equipo, contamos con la inteligencia de todo el mundo», apuntó.

Esta es la apuesta del candidato, la vertiente luminosa de un Machado que también tenía zonas de musgo. Un Machado derrotista que, desveló Igea, a su padre le repugnaba y a él también. Era ese flanco en el que el poeta hablaba de la «Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora». «Vivimos en una de las mejores tierras» y «todo es posible», insistió.

Añadió que «llega la hora» de acabar con 32 años del mismo color en política, de una etapa de «resignación, clientelismo y la soberbia», de quienes «han dominado» esta tierra, que «se piensan que es suya y no saben que es de todos los ciudadanos de esta Comunidad; que es de todos, no del PP, no del PSOE ni de Ciudadanos», informa Ical.

Igea explicó que «esta tierra necesita reformas para los ciudadanos que viven en ella. Reformas que también deben llegar desde Europa, desde la bandera azul de la libertad y los derechos», por lo que apostó también por el voto a Ciudadanos en Europa: «Es lo que va a garantizar, los derechos y la libertad». «Los que apelan al sectarismo, al miedo y a la venganza son tiranos. Nosotros somos gentes de acuerdo», y dijo a quienes les acusan de ser veletas –«alguno debe soñar conmigo», bromeó, en alusión al líder del PP– que está «orgulloso de militar en un partido que siempre antepone los intereses de la ciudadanía» a los suyos, «no bloquea las instituciones y habla con todos». «La veleta es siempre la primera que sabe hacia dónde sopla el viento de la libertad, hasta esta tierra que lleva 32 años del mismo color político».

Igea estuvo arropado –en un salón del hotel Felipe IV después que se evitara el CampoGrande por las posibilidades de lluvia– por los cabezas de lista de la formación naranja en las nueve provincias, las principales Alcadías y también por Soraya Rodríguez, fichaje de Ciudadanos para las elecciones europeas después de su salida del PSOE. «Sois el mejor equipo que un político y un ser humano puede tener», arengó a sus compañeros candidatos.

«La cima está ahí, y esta tierra se merece ganar. Se acerca la hora, nos queda menos de una semana para ir a votar», concluyó, no sin antes advertir de que en esta partido «nadie tiene un puesto asegurado», dijo en alusión al tortuoso proceso de primarias en el que ganó a Silvia Clemente. «Fue un triunfo gracias a vosotros, que confiáis en el mérito, la capacidad de esfuerzo y la resistencia. Hoy os veo aquí, estáis todos, sois el corazón de esta tierra, lo mejor de los castellanos y leoneses», añadió.

La intervención de Igea estuvo precedida por los discursos de las diputadas en el Congreso por Burgos y por Valladolid, Aurora Nacarino-Brabo y Soraya Mayo, y por la candidata a las elecciones europeas Soraya Rodríguez, quienes insistieron en la necesidad de «seguir trabajando para que esta autonomía tenga un nuevo futuro, el de la libertad y la igualdad, con el impulso de la marea naranja».

«Ninguno de los grandes retos y problemas a los que tienen que hacer frente España y Castilla y León se pueden resolver al margen de Europa», dijo Rodríguez, quien señaló que «la clase media europea trabajadora se siente amenazada, no porque vengan los inmigrantes, sino por la revolución de automatización que vivimos». Frente a ello, «hay que proteger y formar a la clase media» para frontar los retos con garantías.

Soraya Mayo, diputada por Valladolid, recurrió a las metáforas. «Castilla y León es como el Titanic, y no quiero que siga su rumbo, en el que ha aparecido el iceberg de la despoblación. Los marineros, consejeros y alcaldes del PP siguen en el barco, aunque el barco esté perdido, y el PSOE, que quiere hacerse con el barco, no ha sido ni capaz de hacerse con el salvavidas». «Tenemos un nuevo capitán para que este barco no se hunda. Pero necesita que todos rememos con él, alcaldes, consejeros, eurodiputados, porque no podemos defraudar a la gente».