Ganemos propone un defensor del vecindario y que cada barrio tenga un concejal de referencia

Gabriel Risco y Carmen Díez, en la plaza de la Constitución /LAYA
Gabriel Risco y Carmen Díez, en la plaza de la Constitución / LAYA

Los candidatos a la Alcaldía de Salamanca aseguran que la participación de la ciudadanía es esencial, pero debe ser real

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Un concejal de referencia en los barrios, un defensor del vecindario, centros cívicos y un programa específico para la juventud son algunas de las propuestas de Unidos Podemos-IU-Equo: Ganemos Salamanca para conseguir que loa ciudad sea «libre y democrática», afirmó ayer el candidato a la Alcaldía de la capital, Gabrie Risco, que, junto con Carmen Díez, presentó algunas medidas sobre participación ciudadana.

Risco criticó que durante estos años el Gobierno municipal «viene incumpliendo de forma sistemática» el respeto al derecho de participación política, un derecho fundamental», algo por lo que «hemos tenido que ir al Juzgado». Para que exista una ciudad «plenamente democrática, la participación de la ciudadanía es esencial», pero debe ser real. En este sentido, se refirió a proyectos concretos, como el carril bici, «que ha sido un desastre en el barrio de puente ladrillo», o la reforma de la avenida de Saavedra y Fajardo, «donde no se le ha dado participación a los barrios que afecta», o el proyecto de la plaza de Barcelona, que «entendemos que no se puede hacer sin participación de la ciudadanía». La coalición propone este tipo de participación en su programa. Además, del proyecto 'Participa', que «entre todos podamos decidir en qué se gasta el dinero del presupuesto municipal y con qué prioridades»; es decir, que «no sólo se presenten iniciativas, sino que después la ciudadanía, las asociaciones, a través de los consejos de zona, pueda decidir qué proyectos son los pioritarios, cuáles se han ejecutado y con qué coste».

Por su parte la candidata a concejal Carmen Díez se refirió a las «estructuras municipales» que debe haber para asegurar esa la participación. Entre sus propuestas, se encuentra, que «cada uno de los barrios tenga un concejal de referencia», para recoger propuestas de los vecinos y también para llevar a los barrios los proyectos del Ayuntamiento y que se puedan manifestar. También es «importante tener una figura que llamaríamos la defensa del vecindario, que se encargaría de forma independiente de recoger aquellas problemáticas que se plantean en los barrios y que no tienen una solución fácil», para mediar entre las dos partes.

Cree fundamental que todos los barrios cuenten con centros cívicos, en los que se pueden realizar actividades y sean sede de las asociaciones, así como que la juventud «también tenga su sitio específico». Ganemos también pretende que todas las iniciativas sean contestadas por Ayuntamiento en plazo de un mes, porque «ahora muchas reivindicaciones no se contestan nunca».