Vox, a favor de quitar el diablillo de Segovia «porque perjudica la imagen» de la ciudad

El candidato a la Junta de Vox, Jesús García-Conde (2º derecha), con Esther Núñez, José Ignacio Uribe y Nazario Merino, este domingo en Segovia. /Antonio de Torre
El candidato a la Junta de Vox, Jesús García-Conde (2º derecha), con Esther Núñez, José Ignacio Uribe y Nazario Merino, este domingo en Segovia. / Antonio de Torre

El candidato a la Junta, Jesús García-Conde, aboga por suprimir 91 altos cargos de las instituciones regionales para ahorrar a las arcas autonómicas 7 millones de euros

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Vox concurre a las elecciones autonómicas y municipales del día 26 con la intención de lograr representación por primera vez en ayuntamientos y en las Cortes autonómicas. Precisamente, el candidato a la presidencia de la Junta por la formación que lidera en España Santiago Abascal, Jesús García-Conde, ha estado este domingo en Segovia para explicar a los ciudadanos el programa electoral y expresar su apoyo a los aspirantes segovianos a la Alcaldía de la ciudad y al hemiciclo castellano y leonés, Esther Núñez y Nazario Merino, respectivamente, así como a sus equipos.

Más información

La ambición de Vox es sentarse en la cámara autonómica en la próxima legislatura «para mejorar la institución desde dentro». El candidato a la presidencia de la Junta añade que esa irrupción sería la mejor manera de fiscalizar la gestión política y económica de la institución. Y es que García-Conde reprocha al ejecutivo del Partido Popular «el despilfarro en edificios y entidades que no sirven para nada». Vox quiere acabar con ese «derroche».

El aspirante del partido de extrema derecha pone a los consejos consultivos en el punto de mira como órganos sobrantes y a eliminar. Jesús Gacía Conde calcula que la supresión de 91 altos cargos que, a su juicio, son innecesarios en la Administración regional, permitiría ahorrar a las arcas de la Junta unos siete millones de euros «con los que se podrían hacer muchas cosas en Segovia, por ejemplo».

Libertad de educación

A esa tala drástica del árbol institucional, el candidato de Vox también añade otras medidas incluidas en el programa electoral, como la puesta en marcha de un «pin parental» en el sistema educativo para «acabar con el adoctrinamiento en ideología de género que sufren nuestros menores en los centros» a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases. García-Conde esgrime como una de las banderas del partido «la libertad de educación».

Asimismo, propugna «acabar con legislaciones de carácter ideológico, como la de la memoria histórica o la ley de violencia de género». En este sentido, el aspirante a presidir la Junta de Castilla y León ha apostado con firmeza por una legislación «que proteja por igual a mujeres, hijos, nietos, abuelos..., en definitiva, una ley intrafamiliar, y que las ayudas vayan realmente a las mujeres que son víctimas».

Otro eje del proyecto con el que concurre Vox a la cita electoral del día 26 es la «apuesta decidida por el campo y del medio rural y por el apoyo a los agricultores y ganaderos, que están sometidos a una regulación excesiva».

«Un referente histórico de España»

Jesús García-Conde ha manifestado en un tono y contenido más municipal que Vox luchará para que «Segovia siga siendo un referente histórico en España porque representa lo mejor de la historia de España». Bajo esta premisa, el candidato a la Junta ha criticado actuaciones llevadas a cabo por el actual equipo de gobierno en el Ayuntamiento de la ciudad, como la instalación de la estatua del diablillo dedicada la leyenda que cuenta la construcción del Acueducto. Para García-Conde, este tipo de intervenciones «perjudican la imagen» de Segovia.

Asimismo, ha recriminado la apropiación de la memoria histórica por solo una parte, en alusión a las medidas que ha adoptado la corporación en manos socialistas; y se ha hecho eco de la reivindicación de más camas hospitalarias de medias y largas estancias.

En cuanto a la defensa de la práctica de la caza que propugna el partido de extrema derecha, también ha arremetido contra las últimas actuaciones normativas llevadas a cabo por el PP regional, las que ha calificado de «insuficientes». «Hace falta un reglamento que determine las especies que se pueden cazar», ha incidido el candidato.